LPG-La señal de la ruta

Posted on 2012/01/23

0


 

Escrito por David Escobar Galindo
Lunes, 23 enero 2012 00:00

Dentro de muy poco estará amaneciendo. Sobre el invierno neoyorquino, que este año ha sido particularmente benigno, parece ondear una inmensa bandera transparente. Caminamos hacia el New York Helmsley Hotel, en la Calle 42, a recoger los equipajes. De pronto, sin descuidar la ruta, siento que los pasos se me vuelven una forma novedosa de destino. El último acuerdo sustantivo de la negociación de la paz acaba de ser firmado, y es como si estuviera abriéndose el telón de un escenario en el que todo puede pasar. Todo, menos la guerra. Subo a mi habitación, donde la maleta ya está lista y cerrada. Bajamos todos. El avión aguarda, para regresar al punto de partida. Es el primero de enero de 1992. No recuerdo los pormenores del vuelo, pero sí el instante del arribo. En el momento de salir de la nave, lo que está ahí, esperando, es otra bandera transparente. Los días pasan, hay que volver a la labor. Regresar al invierno neoyorquino a preparar un calendario. Y luego, la vida que continúa. Me detengo en una esquina, de cualquiera de los lugares de recorrido. La sensación de plenitud me envuelve. La bandera transparente ondea muy cerca, invitando a seguirla. Es la bandera de la paz.

La señal de la ruta

Posted in: Uncategorized