La Página-Margarita de Cristiani: "Tenemos que ponernos de acuerdo como sociedad"-Diario digital de noticias de El Salvador

Posted on 2012/01/23

0


Margarita de Cristiani, esposa del ex presidente Alfredo Cristiani, está consciente que había grupos inconformes por las negociaciones de paz con la ex guerrilla del FMLN, y recuerda haber sentido temor que los mataran durante la ofensiva de 1989.

Última actualización: 22 DE ENERO DE 2012 19:07 | por Julio Calderón


Luego de conocerse un informe de la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos (CIA), donde se revela un supuesto complot para asesinar al presidente Cristiani en 1990, su esposa recibe con sorpresa el contenido del informe, y por primera vez en mucho tiempo cuenta cómo vivió aquellos momentos que cambiaron la historia del país.

¿Cómo recibió la noticia que gente cercana a Roberto D’aubuisson quería matar a su esposo cuando estaba negociando la paz con la ex guerrilla del FMLN?

Nunca le he dado mucho pensamiento a eso, pero si hubo intento de matar a Fredy gracias a Dios no se llevó a cabo, y gracias a Dios no lo supe en aquel momento, porque hubiera sido una situación súper difícil.

¿Supo que existían sectores civiles y militares que estaban inconformes?

Sí, sí. Había gente que no estaba de acuerdo, y yo sé que a Fredy le dijeron siempre muchas cosas en contra, pero se llevó a cabo y ya después las personas y toda la sociedad se dieron cuenta que era el momento para poderlo hacer, y fue un éxito.

¿Sintió temor en algún momento que algo sucediera contra su esposo, usted o su familia?

Pues no me puse a pensar en eso, y como estábamos haciendo lo correcto no pensé que pudiera haber pasado algo. Sólo en el tiempo de la ofensiva era más obvio que todo era en contra, y teníamos miedo de un atentado, especialmente porque atacaron la casa de nosotros, menos mal no estábamos en la casa y rompieron el portón, o sea que ya iban contra nosotros.

¿Cómo vivió el momento de las negociaciones?

Siempre estuve al lado de Fredy ayudándole en lo que podía, dándole más que todo soporte moral. Fue un momento muy emocionante cuando se firmó la paz.

¿Le daba consejos al presidente?

Ja aja ja, sí claro. Hay algunas cosas en que una le puede decir, le puede indicar qué se podía hacer. Le aconsejaba como esposa que se hiciera lo correcto, que viera ambas partes y que tuviera paciencia.

Como madre, como esposa, ¿comprendía también que estaban en riesgo?

Sí, claro, siendo políticos siempre se pone en riesgo a la familia. Pero le puedo decir que me siento muy contenta de haber estado en ese proceso y haber contribuido a la paz en el país, aunque lastimosamente no hemos interiorizado en el proceso de paz.

Doña Margarita, ¿cree que la sociedad salvadoreña se ha polarizado desde entonces?

No creo que tanto, poco a poco vamos caminando por más armonía y solidaridad, pero vamos caminando.

¿Ve necesario que se haga un nuevo acuerdo nacional?

Los problemas nuevos son distintos a los de aquel entonces, y sí tenemos que ponernos de acuerdo como sociedad para llevar a cabo las soluciones y darles un buen final.

Roberto Cañas, negociador de la paz del lado de la ex guerrilla, dice que su esposo estuvo a punto de no ir a Nueva York a finalizar las negociaciones, y que el ex presidente mexicano Carlos Salinas de Gortari lo presionó a ir enviándole su avión, ¿supo de algo así?

Fredy nunca estuvo en las negociaciones, pero cuando se iba a ir a Nueva York el presidente Salinas prestó su avión para poderse trasladar, pero nunca Fredy pensó en abandonar las negociaciones.

Usted estaba en Nueva York con su esposo y la comitiva cuando se anunció el cese al fuego entre el gobierno y la ex guerrilla, ¿cómo se sintió?

Ay yo feliz, imagínese cómo me sentí, era un logro importante para el país. Se habían tardado casi un año en la negociación, y al final casi a las doce de la noche del 31 de diciembre cuando todos estaban de acuerdo y se firmó el cese al fuego… fue un gran alivio.

Y ya durante la firma de los Acuerdos de Paz, en el Castillo de Chapultepec, el presidente Cristiani rompió el protocolo y bajó a saludar a los comandantes guerrilleros, ¿sabía que lo iba a hacer?

No, no, no, para nada sabía. Me pareció un gesto muy noble de parte del presidente, de Fredy, y ya cuando estuvo todo ese saludo me vino a saludar, y fue maravilloso. Estaba muy orgullosa, y ya después yo fui saludar a todos miembros de la comisión negociadora.

En el viaje de regreso a San Salvador, ¿Cuál era su sentimiento?

Ay, pues era lindísimo ver por la ventana, y ver a la gente feliz al aterrizar, y darles una nueva esperanza, eso fue lo que se logró. Es un sentimiento difícil de describir, aún con el paso de los años.

¿Qué mensaje le da a los jóvenes que nacieron después de los Acuerdos de Paz?

Ellos deberían conocer más la historia, lo que pasó para no cometer los mismos errores, y siempre ser como más conscientes de lo que podamos hacer, que no haya odio, violencia, que nos respetemos unos a otros.

O sea que está de acuerdo con que se cambie el programa educativo y se enseñe esa parte de la historia del país…

Debería enseñar la historia, pero de ambas parte, o sea que no se omita nada.

Diario digital de noticias de El Salvador

Posted in: Uncategorized