La Página-47 mil empresas deben $110 millones al seguro social-Diario digital de noticias de El Salvador

Posted on 2012/01/23

0


Aún no se define si procederán judicialmente, pues muchas de esas empresas han desaparecido. El director de la institución adelanta que vienen cambios y despidos de personal. Se contempla construir el hospital en San Miguel y mejorar Santa Tecla y Zacamil.

Última actualización: 23 DE ENERO DE 2012 10:33 | por Julio Calderón


Doctor, ¿cómo va la investigación de empresas deudoras con el ISSS?

Ya se terminó de actualizar ese dato y tenemos dos opciones: hemos comenzado con la reestructuración del departamento de afiliación, inspección y gestión de cobros. Unos dicen de publicar en los medios de comunicación las empresas que nos deben, pero más que eso yo quizá es invitar a través de los medios de comunicación los nombres de las empresas para que nos paguen, más que denunciar. Estamos definiendo si tiene que ser un acto administrativo o judicial. Debemos implementar la recuperación de mora y evitar construir otra mora. Nunca nadie antes había sacado quiénes ni cuántas son. Lo que debemos hacer primero es ver cuántas de estas empresas están activas y a partir de allí ver cómo vamos a recuperar la mora.

¿Y de qué monto es la deuda que las empresas o negocios tienen con el seguro social?

La mora ronda en 110 millones de dólares, pero hay que ver cuánto es lo que podemos recuperar, y calculamos que se puede obtener entre el 40 y el 60 por ciento de esa cifra. Más importante que eso es el no crear otro monto de mora y es allí donde debemos trabajar. No puedo hacerlo si no reformo la ley del ISSS. Para tener una idea, construir el hospital de San Miguel nos puede costar unos 16 millones de dólares. Con 110 millones podemos construir muchos hospitales, adquirir más equipo médico.

¿Cuántas son las deudoras?

Son 47 mil empresas en total las que le deben al seguro social, de todos los rubros, incluso hay alcaldías que le deben al ISSS. Incluso hay empresas que cuando ya deben cierta cantidad cambian la razón social y olvidado lo demás, es otra debilidad de nuestras leyes. O sea que una empresa que debe bastante dinero puede cerrar y fácilmente abrir con otra razón social, y así elimina y prescribe la deuda anterior.

Pero ante eso podrían presentar una solicitud de reforma de ley a la Asamblea Legislativa…

Una propuesta real. Vea que una empresa del año 60 le debe al ISSS dos mil dólares esa empresa ya no existe y esa mora es irrecuperable.

¿Y entre ellas hay oficinas de gobierno?

Oficinas de gobierno son mínimas, porque hay una ley del ISSS que habla de los funcionarios públicos, es como el debate que tenemos con las alcaldías, que deben ser afiliados a la seguridad social, hay una parte en un artículo que los deja medio fuera pero en otra parte los puede incorporar en al el ISSS. De las alcaldías deudoras hay de todos los partidos políticos.

A dos años y medio del gobierno de Mauricio Funes, ¿qué más van a ver los asegurados?

Ya comenzaron a ver cambios. He recibido la ratificación en el cargo, también muestras de apoyo y felicitación de funcionarios, empresa privada y sociedad civil, diciendo que ven un buen rumbo en el ISSS. Obviamente hay retos que no hemos podido superar, entre ellos estar enamorados de una transformación profunda, pero que cojea en la ley orgánica. Si logramos superar todas las expectativas y poner rumbo a estar en rumbo del derecho habiente, está la atención, el acceso a las citas, garantizar los medicamentos, la transparencia, si superamos eso cada día entonces después nos quedamos con la transformación de la ley orgánica del seguro.

A ese punto no hemos querido llegar el año pasado porque no puedo transformar una institución que tiene una ley obsoleta, de 1949. Entramos en una fase de un plan a futuro, con visión de país. Partimos que no hay un protagonismo del director, sino que hay un compromiso de dejar una plataforma del ISSS bien establecida en el país, que la persona que llegue sea más fácil de la forma que yo la tuve.

¿Y cuándo comienza el cambio de la ley orgánica?

Estamos trabajando en ello. Tuvimos reuniones con gente del departamento jurídico. Prácticamente la ley del ISSS es tan vieja que no se necesite reformarla, sino crear una nueva ley, que esté de acuerdo a las necesidades reales de los derecho habientes a esta altura, en concordancia y armonía con los cambios trascendentales que ha habido en el país, como los Acuerdos de Paz, las reformas constitucionales. Hay una disparidad en cuanto a la distribución y equidad con que se debe administrar la seguridad social.

¿Cómo va el envío de medicamentos a domicilio en casos específicos?

Hubo críticas, diciendo que eso se debía divulgar más, pero si cada envío me cuesta 60 centavos, y voy a gastar 40 mil dólares en publicidad, ¿cuántos paquetes se puede enviar a los derecho habientes?. Desde esa perspectiva se trató de tener un bajo perfil del programa, porque no sabíamos si iba a funcionar, había que corregir en el camino, forma de implementar. Un porcentaje de población toma el ir a sacar sus medicinas a la farmacia como un paseo, y eso no se lo podemos impedir a la gente, salen de sus casas y le ayuda. Vamos a instruir a las unidades médicas para que haya una correcta orientación a los pacientes y se puedan inscribir en el programa. Hay 122 mil personas que se pueden beneficiar, y tenemos el presupuesto para suplir esa necesidad. Lo que nos falta es que en las farmacias se le informe bien a la gente, y en eso es que vamos a actuar.

¿Y qué más se va a ver en la institución?

Hay cosas que no las ve la población, pero sí la clase política, los funcionarios, hay que corregir las malas manías el ISSS, corregir la corrupción, el robo institucional en menudeo, y eso nos va a permitir tener más fondos para mayor beneficio. A futuro veo usar el código de barras en medicamentos, que nos permitirá reducir fechas de vencimiento, el desabastecimiento y reducir el robo; también se los queremos poner en la alimentación, donde hay cientos de miles de dólares en robo de comida que se da a pacientes y empleados. Si soy el administrador del ISSS debo velar porque se administre bien cada centavo.

También vamos a eliminar el certificado patronal y el carné del ISSS, y quedará sólo con el DUI, que por eso se llama Documento Único de Identidad. Hay que hacer un cruce de información con el RNPN, con las empresas viendo si es empleado y si lo tiene registrado como tal y está al día con el pago. Emitir un carné nos cuesta como 1.50 de dólar, el certificado sirve para hacer constar que el patrono ha pagado el seguir, por lo que nos ahorraríamos millones de dólares. Tenemos 1.5 millones de beneficiarios y emitimos 702 mil certificados para los cotizantes activos. Otra cosa que se verá es el archivo electrónico del paciente.

Otra cosa que se verá es que mejoraremos la atención a la mujer y al adulto mayor, tratando con énfasis el cáncer de próstata, y queremos apostarle a eso. Habrá un día o dos al mes donde sólo se harán citologías y mamografías en ciertos centros del ISSS, e igual educación para el hombre.

¿Contratación de más personal?

Creo que no. Tenemos que disminuir y cerrar la válvula de contrataciones. Cuando vemos que hay mal servicio pensamos que falta personal, ha sido frecuente. En fin de año en una farmacia vi que una persona estaba atendiendo a seis pacientes, y al entrar vi a ocho personas almorzando. Cuando les hice reclamo me dijeron que necesitaban más personal. Ha mejorado la actitud del empleado, pero esto viene de décadas. La mala atención del ISSS ha sido negocio para otros.

¿Se prevé cambios, recortes de personal?

A un año no he hecho cacería de brujas. Tiene que haber identificación con la institución, tiene que haber mística de trabajo, tienen que entender que el derecho habiente es el que nos está dando de comer y es por quien tenemos el empleo. A estas alturas ya tenemos claro quiénes van caminando en esa mística. Hemos hecho evaluaciones y sí van a haber cambios, precisamente porque no puedo llegar a un hospital y ver que funciona con el diez por ciento de personal, cuando al ley dice que no puede trabajar con no menos del 40 por ciento. Si un médico o director de hospital toma decisiones arbitrarias, no cumple con la ley, o un médico que cubre a otros y tiene carga de trabajo… esto es actuar ya con base fundamentadas.

He actuado con rigor cuando hay necesidad si alguien comete un ilícito y el sindicato ha respetado esa firmeza. Los cambios serán sustentados, en la base que son personas que no llenan el requisito y que hay problemas en la forma que atienden al paciente.

¿A qué niveles vienen esos cambios?

Hay quienes dicen que directores van y directores vienen y cada quien hace su fiesta, hoy no será así. Tenemos una presencia en las redes sociales donde hay denuncias respectivas, y si se llega a demostrar que es cierto esa persona va a ser sancionada respetando el contrato colectivo. También evaluación que está ligada a dinero, pero así se pierde la objetividad laborar, por lo tanto no vamos a tomar esa disposición como parte de analizar quiénes se quedan y quiénes se van. Se quedarán los que ya entendieron que el ISSS es de los derechohabientes.

¿Y dónde se han dado más problemas?

Los puedo mencionar sin inconveniente: tenemos San Miguel, Santa Tecla, Zacamil y Atlacatl, donde no voy a negar que todavía tenemos problemas de actitud. Dependiendo de la gravedad de la situación habrá despidos, por ejemplo el caso de un médico que está dando consulta y hablando por teléfono, esos casos no necesitamos de ellos en el seguro.

¿Unidades de salud convertirlas en hospitales?

Claro, tenemos proyectos y sabemos urgentemente que necesitamos tres hospitales, uno en San Miguel, el Médico Quirúrgico y el de Santa Tecla, tenemos esos tres retos. Lo tenemos que planear este año, pero ya tenemos los proyectos de preinversión en Santa Tecla y San Miguel, estamos buscando las formas para financiarlo, pero no queremos usar las reservas técnicas que rondan los 70 millones de dólares, que sirven para una emergencia de máximo nivel de derechohabientes y empleados. También quiero decirle que he pasado a la Subsecretaría de Transparencia informe sobre construcción de varios hospitales en administraciones anteriores, para que determine si se hicieron correctamente, si hubo o no daño patrimonial, que puede terminar en insatisfacción de pacientes o muertes porque no se les pueda atender.

Diario digital de noticias de El Salvador

Anuncios
Posted in: Uncategorized