EDH-Debemos aumentar nuestra autoestima

Posted on 2012/01/23

0


 

Por Sergio Rodríguez Ávila.23 de Enero de 2012

Uno de los aspectos más importantes de todas las civilizaciones son las buenas "ideas". Algunas de ellas tienen un sinfin de efectos positivos, que se acumulan y conllevan a la creación de nuevas ideas.

Asumiendo que fue de la siguiente manera e ignorando aspectos históricos y técnicos, un ejemplo sencillo es una buena idea, que la mayoría utilizamos todos los días: A alguien se le ocurrió crear un lenguaje para poder comunicarse con los demás y poco a poco otros lo fueron aprendiendo para poder comunicarse entre sí. Luego a alguien se le ocurrió utilizar un método específico de símbolos para poder escribir las palabras y de esa manera otros pudieron recibir el mensaje de otra persona, sin tener que escucharlo, sino leyendo las palabras que escribió. En otras palabras, lo que está haciendo usted justo en este momento.

Las ideas son tan importantes para la sociedad, que incluso se inventó la figura legal de las "patentes" (otra idea), para proteger algunas ideas como incentivo para inventarse nuevas y poder beneficiarse de ellas. Por ejemplo, una idea patentada pudiera ser una de cómo hacer más eficiente un proceso en una fábrica o el invento de un nuevo dispositivo tecnológico.

Pero hay una diferencia entre aprender de buenas ideas, o dicho de manera popular, de "no reinventar la rueda" y no tener iniciativa para crear nuevas ideas. Me da la impresión que a los salvadoreños alguien nos ha dicho que nuestras ideas nunca serán tan buenas como las extranjeras. Como que no somos suficientemente capaces y lo mejor es siempre, sin excepciones, ver qué han hecho otros países en condiciones similares a las nuestras.

Por ejemplo, cuando el presidente Funes quería aprobar un impuesto para "los grandes capitales" y se encontró con un fuerte rechazo por parte de los afectados, ¿qué fue lo primero que hizo? Mandó a traer a los ex presidentes Álvaro Uribe, de Colombia y Luis Ignacio Lula da Silva, de Brasil, quienes tuvieron proyectos similares y una buena relación con los empresarios en sus países. El objetivo de traerlos era convencer a los empresarios salvadoreños que la idea del nuevo impuesto, en realidad no era su idea, sino que era una idea que venía del extranjero, donde ya había sido implementada y funcionó.

¿Por qué simplemente no pudo confiar el presidente de la República en sus propias ideas y defenderlas? No estoy diciendo que su idea era buena o mala, lo que no entiendo es por qué necesitamos que nos digan de afuera que la idea es válida.

Para mencionar algunos ejemplos: ¿Cuántas veces hemos escuchado decir a magistrados del Tribunal Supremo Electoral (TSE) la siguiente frase?: "La manera que vamos a votar es como lo hace X, Y o Z país". Otro ejemplo es todos los cheles, ojos azules y rubios que vemos en la publicidad de la mayoría de las empresas, como estrategia para vender su marca, como algo al que se debe aspirar. Con eso claramente estamos aceptando una baja autoestima y que las ideas que vienen del extranjero es algo a lo que sólo podemos aspirar.

Los salvadoreños somos personas capaces y nuestro objetivo debería ser que otros países vengan a consultarnos nuestras ideas, no nosotros imitar las ideas de otros países. Dejemos de compararnos con los demás; los problemas que nos rodean son nuestros y de nadie más; la única manera que saldremos adelante es utilizando nuestras propias soluciones e ideas, surgidas como respuestas a los mismos problemas que nos rodean.

elsalvador.com, Debemos aumentar nuestra autoestima

Posted in: Uncategorized