Co Latino-A 20 Años de la firma de Los Acuerdos de Paz | 23 de Enero de 2012 | DiarioCoLatino.com – Más de un Siglo de Credibilidad

Posted on 2012/01/23

0


Norma Guevara de Ramirios

El lunes 16 de enero se cumplieron 20 años de la firma de los Acuerdos de Paz suscritos entre el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional FMLN y el Gobierno de El Salvador de entonces. Un tiempo importante para esforzarnos en el conocimiento y comprensión de las nuevas generaciones sobre el acontecimiento en sí, pero sobre todo en el proceso precedente y las consecuencias del mismo.

La Comandancia General del FMLN designó a Schafik Jorge Hándal, conocido internamente como Comandante Simón, para que guiara dentro del frente, el diseño de los contenidos y el proceso de diálogo y negociación. Esta decisión tenía a la base el reconocimiento del talento de Schafik, pero también de su compromiso unitario y de un método de trabajo que respetaba los acuerdos y luchaba por ellos; un estilo que llevaba a buscar todos los aportes de cada uno, las dudas y objeciones; Schafik polemizaba hasta sacar en claro la consistencia de una postura que debía ser asumida por todos en el FMLN.

La visión de reforma constitucional fue una de las primeras en elaborarse, el alcance de la propuesta indicaba la capacidad y compromiso del FMLN de crear una nueva institucionalidad democrática, visto de otro modo, era el antídoto a la dictadura que vivimos por tanto tiempo.

Les fueron asignadas misiones al Comité Exterior, la Comisión Política Diplomática, a equipos de alto nivel para profundizar en distintas áreas de los acuerdos, y para cada tema se contó con la participación de decenas de cuadros, hombres y mujeres, muchos de los cuales ahora son dirigentes nacionales, locales y sectoriales; requirió consultas con líderes sociales, religiosos, empresariales, contactos discretos con personas que siendo parte del Estado, tenían opiniones y las aportaban. A su vez, la síntesis de esa construcción de contenidos, llegaba a los mandos en los frentes de batalla para conocimiento y enriquecimiento. Los jefes informaban a los combatientes y los dirigentes partidarios a la membresía que batallaba en la ciudad, en las zonas de expansión, en el movimiento popular, en la solidaridad.

De ese modo, la Comandancia, especialmente Schafik y los equipos que participaban en la negociación, expresaban  una postura sólida, sólo así se podía tener la convicción con la cual fueron defendidas cada palabra, cada frase, cada párrafo y el fondo esperanzador que contenía cada uno de los acuerdos.

Schafik, tenía visión de estadista, conocía y sabía aquilatar el estado de ánimo en la contraparte gubernamental, sabía hacer pausas y sabía presionar. Su conocimiento de la historia, de la realidad salvadoreña, su sensibilidad le incorporaban fuerza a los planteamientos en la negociación como se aprecia perfectamente en el libro que nos dejó como legado con riqueza de anécdotas que permiten corroborar lo afirmado, una obra que amerita ser estudiada.

En la negociación Schafik no buscaba gloria personal, sino transformaciones que le quitaran al pueblo el yugo de la dictadura y reconociera sus derechos, que dieran sentido a la inteligencia, talento y valentía de la gente. En efecto los Acuerdos de Paz le pertenecen al pueblo salvadoreño, trazan el punto de partida para el inicio de transformaciones políticas. Es un deber ético al conmemorar tan grande acontecimiento de la lucha y la historia nacional, demos el reconocimiento merecido al pueblo, pero también a quienes le representaron e hicieron la defensa más firme de sus intereses, dentro de ellos el más insigne es Schafik Hándal.

Esta mirada de la realidad histórica reciente es preciso conocerla, porque el interés de la derecha de negarla, y convertirla en un guión de cuento deformado es evidente y a veces hasta tosco como se aprecia en algunos periódicos que en días recientes presentan en fotografía a cuatro miembros de la Comandancia General del FMLN, sin Schafik; para colmo insinuando con la foto de otro compañero que jugó un valioso papel en otra postura, fuera también de la Comandancia General.

Los acuerdos demostraron que aquí cabemos todos, que podemos dejar atrás la dictadura; que podemos disputar en democracia las formas de responder y resolver los viejos y nuevos problemas de nuestra sociedad. Hemos ganado ese derecho y fortalecer  el proceso de paz requiere trabajar con y por la democracia, supone verdad, libertad, justicia, solidaridad, equidad; exigencias históricas que el FMLN mantiene en alto para bien de nuestra nación. La sociedad salvadoreña al elegir al FMLN da una oportunidad a la paz con contenido transformador, en si misma esa decisión política demuestra que el cambio es indetenible si el pueblo participa, por eso en este 20 aniversario de la firma de los Acuerdos de Paz, reafirmemos la voluntad de cambio social, evitemos el retorno al pasado.
(Fin)

A 20 Años de la firma de Los Acuerdos de Paz | 23 de Enero de 2012 | DiarioCoLatino.com – Más de un Siglo de Credibilidad

Posted in: Uncategorized