Co Latino-Los verdaderos héroes y heroínas son las víctimas civiles de la guerra | 20 de Enero de 2012 | DiarioCoLatino.com – Más de un Siglo de Credibilidad

Posted on 2012/01/22

0


 

Sin sorprendernos, pero con alguna preocupación, escuchamos  las declaraciones del coronel retirado, Sigifredo Ochoa Pérez,  en las que criticó el discurso del Presidente de la República, Mauricio Funes, dado en El Mozote, el lunes pasado, al cumplirse el vigésimo aniversario del Acuerdo de Paz.

Como ya se ha informado, incluso editorializado, el Presidente Funes no solo pidió perdón por la masacre conocida como El Mozote, sino que pidió, en su calidad de Comandante de la Fuerza Armada, y jefe de Estado, revisar “su interpretación de la historia a la luz de este reconocimiento histórico…”. “Esta revisión debe reflejarse en los textos y símbolos con que se forman los cuadros militares…”, añadió el Presidente Funes.

En El Mozote, efectivos del batallón Atlacatl, asesinaron a 936 personas. 450 de los asesinados eran menores de edad, de los cuales, 204 eran niñas y 246 niños. Además, 65 adolescentes entre 13 y 17 años; 364 adultos, de los cuales 192 eran mujeres y 154 hombres. Asimismo, 58 ancianos y 36 ancianas.
Los hechos ocurrieron entre los días 10, 11, 12, y 13 de diciembre de 1981, en los cantones El Mozote, La Joya, Ranchería, Cerro Pando, Los Toriles, Tierra Colorada, Jocote Amarillo, El Pinalito, Cerro Ortiz, entre otros.

El desagravio ofrecido por el Presidente de la República generó discurso entre la derecha.
Las reacciones más duras y hasta delicadas las pronunció el coronel retirado Ochoa, quien expresó que: “Las palabras del Presidente en Morazán son desafortunadas y llaman nuevamente a abrir heridas”.

Luego agregó: “¿Qué quiere Presidente Funes? ¿Guerra de nuevo? …Yo como soldado estoy listo para defender nuestra patria, Usted se irá para otra patria”.
Ochoa Pérez, sin lugar a dudas, representa a ese grupo de militares retirados y activos, que creen que debe seguírsele guardando respeto y admiración a los criminales de guerra.

Y es que matar a 450 niños y niñas y 364 adultos, entre mujeres y hombres ancianos, es  un verdadero hecho criminal, y quienes los cometieron deben quedar registrados en la historia oficial de este país como criminales de guerra. Es decir, la sociedad salvadoreña debe tener claro que Domingo Monterrosa Barrios, el mayor Natividad de Jesús Cáceres, el mayor José Armando Azmitia, los comandantes de compañías Juan Ernesto Méndez Rodríguez, Roberto Alfonso Mendoza Portillo, José Antonio Rodríguez Molina, Walter Oswaldo Salazar y José Alfredo Jiménez (prófugo de la justicia por secuestrador) son criminales de guerra.

Y siendo que los arriba mencionados, son violadores de los Derechos Humanos, es inaudito, que la Fuerza Armada le rinda homenaje a los masacradores de nuestro pueblo. Es inaudito, que una Brigada del ejército lleve el nombre de un criminal.

El coronel Ochoa, quien ha sido señalado como uno de los responsables de la masacre de El Calabozo, ocurrida en 1982, en San Vicente, debe tener claro, que los únicos héroes y heroínas son las víctimas de las masacres cometidas por el ejército, y los civiles que murieron en fuego cruzado.


Los verdaderos héroes y heroínas son las víctimas civiles de la guerra | 20 de Enero de 2012 | DiarioCoLatino.com – Más de un Siglo de Credibilidad

Posted in: Uncategorized