EDH-La desdolarización

Posted on 2012/01/20

0


 

Por Manuel Hinds.20 de Enero de 2012

Al presidente le aconsejan que desdolarice, apoyándose no con argumentos sino con dogmas, especialmente el que dice que las economías se vuelven más competitivas cuando devalúan sus monedas. Ponen de ejemplo a Estados Unidos, en donde la depreciación del dólar ha vuelto más baratos los productos norteamericanos que, digamos, los europeos. Esta experiencia la traducen para decir que la devaluación llevaría a una aceleración inmediata del crecimiento salvadoreño.

Esto es aprenderse una lección de memoria sin darse cuenta que hay cosas que se aplican en Estados Unidos que no funcionan aquí. La economía de Estados Unidos es enorme y muy diversificada. Por eso, cuando el dólar se devalúa los precios de las cosas importadas aumentan, pero la gente siempre puede comprar el mismo producto producido localmente, que no ha aumentado de precio. Entonces, la inflación no sube cuando el dólar se devalúa.

La economía nuestra es muy pequeña y depende muchísimo de cosas importadas, que obviamente suben de precio cuando la moneda local se devalúa. Así, por ejemplo, imagine que tuviéramos el nuevo colón, y que se cambiara uno a uno con el dólar, y se depreciara en un veinte por ciento para quedar en 1.20 nuevos colones por dólar. Esto haría que automáticamente todo lo importado subiría de precio, y también mucho de lo no importado pero que usa productos importados. Así, por ejemplo, si la gasolina valiera 5 dólares, y por tanto 5 nuevos colones, al devaluarse el nuevo colón en 20 por ciento, el precio de la gasolina quedaría en 5 dólares, pero en nuevos colones subiría a 6 (20 por ciento más).

El precio de todo subiría porque los precios del petróleo, los buses, los carros, los pickups, la maquinaria, subirían inmediatamente. Es decir, las devaluaciones no causan inflación en Estados Unidos pero aquí sí, como pasó con las devaluaciones de la época de Duarte. Lo que no subiría serían los salarios. Es "competitividad" sobre el lomo de los asalariados.

Lo que pasa en Estados Unidos tampoco se aplicaría aquí si tenemos el nuevo colón, porque la deuda norteamericana y la producción están denominadas en dólares, de modo que al devaluarse el dólar la relación de una a la otra no cambia. En El Salvador la deuda está denominada en dólares (al igual que en la mayor parte del mundo), pero si tuviéramos los nuevos colones nuestra producción estaría denominada en nuevos colones. Con una tasa de cambio de un nuevo colón por dólar, una deuda de 11,000 millones de dólares y una producción de 22,000 millones de dólares, la relación de deuda a producción sería de 50 por ciento (11,000 millones entre 22,000 millones).

Pero si el nuevo colón se devalúa en 20 por ciento, la deuda seguiría siendo de 11,000 millones de dólares pero la producción de El Salvador denominada en dólares habría caído a 18,333 (22,000 nuevos colones divididos por 1.20 nuevos colones por dólar). La relación de deuda a producción habría aumentado a 60 por ciento. El impacto sobre la deuda es como si el Gobierno hubiera tomado prestado mil millones más, sólo que el Gobierno no tendría esos mil millones adicionales, sólo la carga de ellos. Es la manera más tonta de llevar al país a una crisis fiscal.

Hay otros que aconsejan al presidente que desdolarice por razones políticas, creyendo que la gente se va a poner feliz al ver al colón de regreso. No se dan cuenta de que con la inflación subiendo por los precios de lo importado, con los salarios estancados y con necesidad de subir más todavía los impuestos para pagar el peso adicional de la deuda, la gente los apedrearía. Y eso que los cálculos de este artículo están hechos con una devaluación de 20 por ciento. Las de Duarte fueron de 100 y 60 por ciento. Estas serían peores.

Que no digan que nadie se los dijo.

elsalvador.com, La desdolarización

Posted in: El Diario de Hoy