La Página-Salvador Samayoa y Escobar Galindo: Que se diga la verdad, pero toda la verdad-Diario digital de noticias de El Salvador

Posted on 2012/01/17

0


Dos participantes de los Acuerdos de Paz, Salvador Samayoa y David Escobar Galindo hicieron un llamado al Presidente Mauricio Funes a hacer discursos "que lleven a la armonía nacional"; dicen que las fallas en el sistema polítco nacional se deben a los malos liderazgos del país.

Última actualización: 16 DE ENERO DE 2012 21:32 | por Julio Calderón


La entrevista fue con Narciso Castillo.

Dos firmantes de los Acuerdos de Paz, Salvador Samayoa y David Escobar Galindo, analizaron esta noche de lunes durante la entrevista de Canal 33. las declaraciones del presidente Mauricio Funes en El Mozote, Morazán, sobre la conveniencia de determinar responsabilidades por las muertes durante el conflicto armado.

"Estoy completamente de acuerdo que se conozca la verdad, pero tiene que ser toda la verdad, porque si no, hay sectores, grupos o personas que considerarán que estàn excluidos de toda la verdad", explicó Escobar Galindo durante la entrevista.

"Hay que analizar si conviene entrar en la dinámica de determinar a todos los culpables, debemos ver si estamos dispuestos a eso", agregó.

En su discurso en El Mozote, Funes pidió a la Asamblea Legislativa y a la Fiscalía General de la República que analicen mecanismos para modificar leyes o crear otras, de forma que se puedan establecer responsabilidades por las muertes provocadas por los gobiernos que estuvieron al frente del país durante el conflicto armado.

Abuso de poder

Salvador Samayoa señaló, "Me sorprendí por las declaraciones…lo que escuché me pareció francamente mal. Presentar una historia sesgada, los crímenes siempre los cometió la otra parte pero nunca la mía, eso es un abuso de estar en el poder simplemente", destacó.

“Fue un desatino completamente, las historias siempre tienen dos versiones”, agregó Samayoa.

Samayoa dice que le da tristeza la actitud de querer imponer solo una parte de la verdad, "lo mejor que podemos hacer es hablar de cosas constructivas y no remover esas cosas".

Al respecto, Escobar Galindo recordó que en aquel entonces el país estaba en una guerra política, que detonó por la deficiencia y distorsión del sistema político nacional.

"La solución política de la guerra concluyó con los Acuerdos de paz y sentó las bases para el nuevo sistema político…en aquel momento eran cosas fundamentales, no se trataba de resolver los grandes problemas del país", y sumó que es un desgaste tremendo entrar cada cinco minutos en el melodrama.

"Hay una tentación del melodrama impresionante por distintas razones, eso lo que hace es impedir que tratemos los grandes problemas", opinó Escobar, agregando que lo que el país necesita es un acuerdo de nación.

Capacidad del FMLN

Samayoa recordó que la capacidad política e intelectual del FMLN en aquel entonces era mejor de la que tienen los actuales dirigentes. "Si el presidente de verdad quería hacer un verdadero ejercicio de la paz, en concordia, hubiéramos querido ver una agenda en los temas actuales de interés nacional", explicó.

"Un presidente como Alfredo Cristiani, que firmó los acuerdos en el 92, a año y medio de dejar la presidencia, ¿hubiera tenido sentido de responsabilidad que dejara bases económicas?, no, el único sentido que debía tener era trasladar el poder", argumentó Samayoa, ex comandante guerrillero.

Samayoa señaló que, en ese entonces, no hubiese tenido sentido dejar una plataforma económica que llevara al país a otro nivel.

Liderazgos

Escobar Galindo agregó que los Acuerdos de Paz tenían un espacio dentro del cual podían funcionar, y era precisamente la normalización del sistema político. "Ningún acuerdo cumpible y verificable puede ir más allá… hubiera sido el modelo comunista, neoliberal o un híbrido. ¿Te parece intrascendente quitarle a la Fuerza Armada hace 20 años su poder político o que el FMLN tuviera una competencia legal en el país?, ahora eso es normal porque ya está allí".

"Los que han fallado son los liderazgos, no la población, lo que hace falta es salir del melodrama", sugirió Escobar.

Ante la invitación de Funes a que se revisen los hechos del pasado y que la sociedad, especialmente la Fiscalía, jueces y órgano judicial, así como diputados -actuales y futuros- revisen las leyes para evitar la impunidad, Samayoa dijo "no entiendo a lo que está llamando, aparentemente está llamando a que se termine la impunidad, pero hay que dejar claro que la impunidad de hoy no es la impunidad de ayer".

Reiteró que "ese asunto lo deberíamos discutir más en serio… comenzando por el sistema de seguridad del gobierno y todo el sistema de justicia penal. Si quiere contribuir el presidente Funes a que cese la impunidad, sería bastante bueno que las isntituciones del gobierno funcionen mucho mejor de como están ahora".

Las otras víctimas

Escobar habló sobre las víctimas actuales de la delincuencia que se ven afectadas por la impunidad, "pero debe ser un trabajo institucional, que permita que cualquier delito, sea cual fuere, no quede impune", y ejemplificó con los homicidios y las extorsiones.

Nadie se va a quedar cruzado de brazos, "los otros van a comenzar a poder demandas contra Salvador Sánchez Cerén y Medardo González… que estemos otra vez dándonos en la madre como hace 20 años", advirtió Samayoa.

Sobre las palabras de Sigfrido Reyes, presidente de la Asamblea Legislativa, Samayoa se expresó así: "Sigfrido estuvo en un tono que me sorprendió un poco, era confrontativo, fustigar a la gente de la Fuerza Armada como si son los únicos que estuvieron allí no es correcto", agregó.

Samayoa recordó que la amnistía aprobada en marzo de 1993 por la Asamblea no fue parte del Acuerdo de Paz, explicando que "hubo disposiciones, sobre todo del FMLN, para que pudiéramos actuar en el país y que nadie nos estuviera metiendo juicios, luego vino la Ley de Amnistía en 1993. Las víctimas tienen todo el derecho del mundo a pedir reparación, pero si empezamos de verdad a juzgarte a vos la energía del país se va a perder. La verdad de la guerra siempre tiene versiones de lado y lado. El mismo dolor es el de una madre que le mataron a su hijo sin importar de qué lado vino".

"Si hubiésemos dejado espacio para ese ejercicio de culpas no hubiéramos podido avanzar", señaló Escobar. "Es preferible pasar a otra etapa en vez de estar haciendo lo mismo", apuntó.

Diario digital de noticias de El Salvador

Posted in: Uncategorized