EDH-Relevancia del llamado a la Guardia Nacional

Posted on 2012/01/17

0


 

Por Carlos Ponce * Martes, 17 de Enero de 2012

La crisis delictiva del país ha sido uno de los temas de actualidad a los que se ha hecho referencia con más frecuencia, en el contexto de la celebración del vigésimo aniversario de los Acuerdos de Paz. Los interlocutores, en diferentes contextos, han hecho alusión a ella en un tono casi sarcástico, generalmente argumentando que lo que ahora vivimos no es paz sino que otro tipo de conflicto en el que miles son victimizados cada mes.

Aunque la dinámica detrás de la violencia que afecta a El Salvador en el 2012, es diametralmente opuesta a la que operaba durante la guerra civil de la década de los ochenta, la sociedad la percibe de igual manera: inaceptable, irracional e injustificable. La motivación detrás de las agresiones perpetradas por la guerrilla, por ejemplo, estaba fundamentada en principios políticos-ideológicos, mientras que las pandillas (agrupaciones responsables de la comisión de la mayoría de hechos delictivos hoy día), trazan sus acciones delictuales en consonancia con sus intereses colectivos relacionados a la obtención de ganancias económicas. Es obvio que esta disparidad en los móviles convierte ambas situaciones en problemas totalmente diferentes.

Sin embargo, el común denominador para el éxito de las estrategias diseñadas para atacar ambas problemáticas debe de ser un cuerpo de seguridad sólido y competente para diseñarlas e implementarlas. Actualmente, existe una concepción generalizada que las instituciones encargadas de garantizar la seguridad de los salvadoreños no son efectivas en el desempeño de su mandato constitucional. Este sentimiento colectivo ha llegado al punto de motivar la creación en las redes sociales de una especie de llamado para la Guardia Nacional, antiguo cuerpo de seguridad disuelto mediante los Acuerdos de Paz, similar a la famosa batiseñal de Batman, en el que se clama que se resucite la institución para que libre al país de los criminales.

Resulta interesante esta creativa iniciativa cibernética, ya que revela un importante sentimiento ciudadano relacionado a la percepción de la gente sobre la efectividad de las fuerzas del orden antes y después de los Acuerdos de Paz. Sin duda, un elemento digno de una exploración científica más profunda. Hay muchos que inmediatamente descalifican el llamado a la Guardia Nacional, empleando una florida gama de argumentos basados en principios ideológicos de izquierda. Otros hacen lo contrario fundamentando su posición en nociones propias de un pensamiento de derecha.

Las posturas antes descritas difícilmente permiten hacer un análisis objetivo y serio, ya que están basadas en dogmas políticos-ideológicos, que empañan cualquier exploración seria del tema. Hacen imposible rescatar, por ejemplo, la eficiente estructura organizacional y el análisis de inteligencia delictual que existía en los antiguos cuerpos de seguridad y su impacto sobre la criminalidad. Precisamente estas preconcepciones arraigadas en pensamientos políticos son las que han afectado de gran manera la dirección operativa y estratégica del aparato de seguridad en los últimos dos años y medio, polarizando políticamente a los miembros de la Policía.

En círculos de seguridad se rumora que el Ejecutivo pronto hará cambios en la cúpula policial, orientados específicamente a romper el monopolio de la izquierda radical en la Institución (por lo menos en apariencia). Sin embargo, para crear un verdadero balance ideológico que permita el desarrollo eficiente de las actividades de seguridad, es necesario utilizar la misma fórmula que se empleó después de los Acuerdos de Paz: un Director General civil que tenga el respeto de todas las partes y logre, por lo tanto, el consenso entre todos los actores para que hagan su trabajo de forma objetiva y comprometida. Un titular que provenga del interior simplemente amplificará las diferencias que se crearon en los últimos años y paralizará aún más el trabajo policial.

elsalvador.com, Relevancia del llamado a la Guardia Nacional

Posted in: Uncategorized