Cubadebate-Algunos consejos útiles para que la economía funcione | Cubadebate

Posted on 2012/01/11

0


 

Por: Lic. Karel Delgado Pérez.

Si usted es una superpotencia en estado decadente, y desea dar un soplo de aire fresco a su economía en bancarrota. Siga al pie de la letra estos consejos.

Lo primero es seleccionar un país en el cual desarrollar su “inversión”. Preferentemente dentro de los que se encuentran en la lista de 60 o más oscuros rincones del planeta. Asegúrese de que este tenga recursos naturales o materias primas básicas de primera necesidad para que sea “un blanco rentable”. Quiero decir, para que su negocio sea rentable.

Como parte de la inversión inicial que usted necesitará hacer, debe gastarse algunos centavos en desarrollar una campaña mediática encaminada a satanizar al gobierno del país seleccionado. Recuerde que en todo negocio el marketing y la promoción son importantes. Le aconsejo emplear alguno de los temas siempre de moda, como “Armas de Destrucción Masiva”; “Violación de los Derechos Humanos”, o alguna que otra “Limpieza Étnica”.

No hay que olvidar que en todo negocio, el marco legal es importante. Por eso, procúrese alguna que otra condena de algún que otro grupo regional que esté dispuesto a doblegarse a sus intereses a costa de sus semejantes. Muy bueno sería si lograra obtenerla en el seno de la sacrosanta ONU y su siempre bien intencionado Consejo de Seguridad. Seguro que allí le puede ayudar la miopía política y estratégica de algún que otro descuidado.

Otro aspecto que no debe descuidar es asegurar su inversión. Como en todo negocio hay riesgos, uno debe estar cubierto (por si algo no sale bien). Congele los fondos del país “agraciado”, sin lugar a dudas, esto le ayudará a recuperar los centavos que se gastó en la inversión inicial y, de paso, puede pagar a algún que otro asociado interesado en su negocio. Ya sea fuera o dentro de las fronteras del país en cuestión.

Dicho sea de paso, trate de que con usted concurran al negocio más de un inversionista. Así evita que lo acusen de prácticas monopólicas. De seguro habrá alguna que otra potencia interesada en el asunto. O quizás un socio regional.

Con estos primeros pasos terminados, usted puede conformar una sociedad mercantil. La que más de moda se encuentra en estos momentos se llama “Coalición”. Se la recomiendo pues la modernidad es sinónimo de prosperidad. Además, ayuda muchísimo al marketing y la promoción. Como todo edificio que se construye necesita la “preparación del terreno”, encargue a su sociedad mercantil este asunto. Para ello véndale a sus asociados las “herramientas necesarias”. Lo que le permitirá aumentar desde ya sus ingresos. Recuerde que la inversión inicial fue amortizada con el dinero que usted congeló en forma de “seguro”.

Todo no debe ser realizado por su empresa. Recuerde que usted se procuró un “marco legal”. Algunas tareas de menor orden, o que considere afecta sus “relaciones públicas”, se las puede encargar a algún que otro “Contratista”. Lo que a la larga abaratará los costos.

Cuando su “sociedad mercantil” esté actuando ya en el lugar de la inversión, recuérdele que como usted es un humanista demócrata muy preocupado por los derechos humanos, invierte pensando en el futuro de los habitantes del país que seleccionó. Así que colateralmente deberán “crear las condiciones” para la reconstrucción de los hospitales, escuelas, infraestructura en general y algún que otro cementerio. Después de todo, la sanidad es importante.

Para acallar a aquellos que se preocupan por el medio ambiente, demuéstreles que usted es uno de los más fervientes protectores del planeta. (Por lo menos de la parte donde usted vive). Y por ello tendrá a mano un plan para la reducción de los inventarios de ciertas sustancias nocivas en su territorio. Un ejemplo de ello es el Uranio Empobrecido, que podrá ser empleado por su sociedad mercantil como herramienta de trabajo.

Lo bueno vendrá cuando logre la sustitución de las autoridades locales por otras más afines a su inversión. A las nuevas autoridades usted podrá Asesorarlas en materia de Derechos Humanos, prepararlas para que entiendan mejor lo que es la democracia (a su estilo, claro está). Ayudarlas a que aprendan el funcionamiento de las “herramientas” que empleó para que la sociedad mercantil preparara el terreno y que ahora sobran. No olvide que regresarlas a casa implica un costo adicional inversamente proporcional a las ganancias finales.

De paso, aproveche la oportunidad y firme acuerdos que garanticen sean sus compañías (principalmente las más grandes), las que reconstruirán todo lo que colateralmente se afectó durante el “movimiento de tierra”. De seguro las autoridades locales le pagarán todo muy bien con los recursos del país y con los fondos que usted congeló como seguro, de los cuales, a estas alturas, se habrá pagado toda la inversión.

Como el procedimiento está garantizado, puede emplearse repetidamente. No olvide que hay 60 o más oscuros rincones del planeta donde invertir. De paso, y como un comercial, le digo que también hay otra fórmula para sacarle dinero a sus “socios” y correligionarios, pero esta queda para otra clase de economía.

Algunos consejos útiles para que la economía funcione | Cubadebate

Posted in: Uncategorized