LPG-ABANSA y el periódico oficial

Posted on 2012/01/09

0


 

Escrito por el Imperio del Derecho
Lunes, 09 enero 2012 00:00

centrodeestudiosjuridicos.cej@gmail.com

Aunque la prensa nacional le dio escaso cubrimiento, fue uno de los eventos culturales más importantes del país en décadas. El 15 de diciembre de 2010 la Imprenta Nacional puso en su página electrónica la digitalización del texto de la mayoría de los periódicos oficiales del país. Tal digitalización fue una iniciativa de la Asociación Bancaria Salvadoreña (ABANSA), bajo la dirección del investigador doctor Carlos Hernández Moreira, y constituye una labor encomiable. Gracias a ella tenemos en línea, a disposición de investigadores y del público en general, la más extensa colección de documentos originales relativos a nuestra historia política y legislativa, podemos consultar la mayor parte de las leyes emitidas en el país, examinar nuestro desenvolvimiento administrativo, presupuestario y económico, leer sobre la incidencia diaria del gobierno de personajes históricos como Gerardo Barrios o Francisco Menéndez.

Dada la escasez de los documentos originales, su deterioro y su difícil acceso, sobre todo por razones de preservación de los mismos, la iniciativa de ABANSA equivale al rescate de una importante porción de la historia nacional y de nuestra identidad; ha sido un acto de generosidad y patriotismo que todos los salvadoreños debemos agradecer y elogiar. La labor de la digitalización de los periódicos oficiales, sin embargo, está aún por completarse. Los investigadores tuvieron que trabajar con el material que contaban las bibliotecas e instituciones dispuestas a facilitarles los periódicos necesarios para su trabajo, lo que significa que no se han digitalizado los anteriores a 1848, ni algunos que no pudieron ser localizados. Sirva como ejemplo el famoso Tomo Segundo del Boletín Oficial, cuya edición fue interrumpida por el terremoto que destruyó la capital en 1873, que no se encuentra en ninguna biblioteca pública, pero que debe contener leyes tan importantes como las de creación del Registro de la Propiedad Raíz e Hipotecas y de la Biblioteca Nacional.

Debido a tales vacíos y al estado del material en algunas instituciones, no han podido aplicarse estrictos criterios bibliotecológicos en la recopilación del mismo; algunas páginas aparecen rotas porque así se encontraban en el mejor ejemplar disponible, perdiéndose una parte del texto; la resolución aplicada durante el “scan” de los textos no ha sido uniforme, lo que, dado el mal estado de las viejas páginas, dificulta su lectura y, vista la extensión de los documentos, algunos solo pueden ser descargados por usuarios con computadoras con un servicio de internet de alta velocidad. La recuperación del texto completo de nuestros periódicos oficiales, la fuente de documentación histórica salvadoreña más importante y completa que existe, es una labor que excede la capacidad de una entidad particular, por generosa que sea y necesita la cooperación y autoridad del Estado.

La publicación del D. O. continúa siendo siempre una fuente de desorden administrativo, debido al retraso del mismo. Al 1.º de enero del presente año, la emisión del periódico tenía 16 días de atraso. El hecho de que no circule el día de su publicación se ha prestado a varias maniobras que atentan contra la seguridad jurídica y pueden llegar hasta ser delictivas. Sirva de ejemplo, el reciente escándalo en la publicación del Reglamento de la Ley de Acceso a la Información en un periódico de una fecha en la que nadie ignora que tal cuerpo normativo no había sido aprobado. Hacemos un llamado al Ministerio de Gobernación y a nuestras autoridades culturales a regularizar la publicación, a completar la labor hecha por ABANSA y mejorarla en lo posible. No solo es una necesidad de la intelectualidad del país. Es la preservación de nuestro pasado, nuestros orígenes y de las raíces de todo lo que nos hace salvadoreños. Algún día nuestros descendientes juzgarán la historia por lo aparecido en el periódico oficial.

ABANSA y el periódico oficial

Posted in: Uncategorized