EDH-3, 2, 1 ¡Adelante con la propaganda electoral!

Posted on 2012/01/09

0


 

Por Sergio Rodríguez Ávila.09 de Enero de 2012

El próximo 10 de enero el Tribunal Supremo Electoral (TSE), oficializará el inicio de la campaña electoral, pidiendo el voto. Por supuesto que en realidad ya había iniciado desde hace ratos; este anuncio es equivalente al silbatazo de un árbitro en una competencia de atletismo, indicando que inicie la carrera, cuando la mayoría de los competidores ya dieron varias vueltas a la pista.

En esta columna voy a enfocarme solamente en las elecciones legislativas, debido a que éstas son probablemente las más interesantes de los últimos años. Por primera vez vamos a tener la opción de votar por candidatos a diputados en específico y no sólo por los partidos políticos. En teoría, eso debería hacer que los diputados que salgan electos, tengan que rendirles cuentas a las personas que votaron por ellos en un futuro.

Considero que una de las grandes deficiencias que tiene el actual sistema político es que no hay un reporte o conteo público de qué diputado votó o no por cada ley. El sistema (tal vez por conveniencia) nos ha acostumbrado a solamente estar enterados qué partido votó o no por iniciativas de ley. Este es uno de los aspectos que tendrá que ser cambiado especialmente de manera cultural, donde los ciudadanos realmente sentiremos que tenemos a alguien en específico que nos representa en la Asamblea Legislativa.

En estas elecciones los diputados que no tienen suficientes fondos para hacer una campaña masiva, cuentan con las redes sociales y el Internet en general para darse a conocer como alternativa. Sin embargo, el problema es que los usuarios de Internet apenas rondan el 20% de la población y su eficiencia se limita a zonas urbanas.

En el caso de las zonas urbanas el Internet es donde puede causar problemas a las cúpulas de los partidos políticos, que siempre estuvieron apuntados como prioridades en las listas anteriores.

Una de las razones por la cual al FMLN le molesta mucho la opción de votar por personas es que sus candidatos no son populares, pero el partido político como "marca" sí lo es para muchos. El partido oficial ha dicho en diferentes ocasiones que va a pedir a sus bases que voten por la bandera, debido a que "el partido es de todos los compañeros". Lastimosamente, sus basen no se han dan cuenta que en realidad esta es una estrategia para minimizar el riesgo de que otras caras se den a conocer.

Planteo las siguientes preguntas: ¿Qué sucediera si algunos candidatos a diputados que no son conocidos, especialmente los jóvenes, se vuelven populares y las bases votan por ellos y no por candidatos que forman parte de la cúpula de sus partidos? ¿Qué sucediera si las cúpulas de los partidos políticos se quedaran con una representación mínima en la Asamblea Legislativa ?

Ningún partido y sus cúpulas se salvan de la amenaza de no quedar elegidos como diputados, sin embargo está claro que los más afectados en caso que esto suceda sería el FMLN, debido a que la mayoría de la misma participa como diputados en la Asamblea Legislativa.

Las probabilidades de encontrarnos con cúpulas sin poder de voto es una realidad y nos iremos dando cuenta de la misma en las estrategias publicitarias de los partidos políticos.

elsalvador.com, 3, 2, 1 ¡Adelante con la propaganda electoral!

Posted in: Uncategorized