LPG-Capitalismo financiero especulativo mundial

Posted on 2012/01/07

0


 

El capitalismo financiero especulativo, a escala mundial, ha convertido el concepto “mercado” en un “casino”. En centros financieros, por lo tanto, el concepto “burbuja” ha adquirido ciudadanía.

Escrito por Roberto Mendoza Sol
Sábado, 07 enero 2012 00:00

Especulación puede crear burbujas o espejismos a partir de prosperidades ficticias, tal como lo demuestran las emisiones de títulos “tóxicos” que principales bancos del mundo adquirieron para satisfacer su creciente ansia de rentabilidades de corto plazo.

Pero había un problema de fondo, ya que especuladores se montan sobre un problema preexistente. El problema de fondo se originó en el otorgamiento de hipotecas de alto riesgo, basándose en que el aumento acelerado del valor comercial de los inmuebles transados, en esos momentos sucesivos, iba a cubrir las potenciales pérdidas por mora (ocurrió lo contrario). Los bancos, a su vez, para incrementar sus recursos financieros y ganancias, emitieron títulos asociados a hipotecas de alto riesgo concedidas con tasas de interés por debajo de las de mercado, aumentando así el riesgo pero creando un espejismo de prosperidad muy conveniente a los gobiernos sucesivos. La burbuja estaba creciendo. Si gobiernos quieren mostrar signos de prosperidad para ser reelectos, tienen como recurso disponible fomentar, aunque sea ficticiamente, el sector de la construcción, ya que este tiene efectos multiplicadores y produce demandas derivadas de bienes y servicios hacia adelante y hacia atrás, por lo tanto beneficiándose de ello, en el corto plazo, el resto de sectores económicos, los cuales, sin darse cuenta, estaban a su vez incrementando el tamaño de la burbuja, dañando así mediano y largo plazos.

El problema analizado, para algunos comenzó en la década de los ochenta, para otros unos años después, dependiendo de a cuál presidente quieren culpar por razones ideológicas. Lo que no acabo de entender fue el papel de la Reserva Federal de Estados Unidos, ya que era imposible que no advirtiera lo que se estaba gestando.

Como toda burbuja, esta terminó estallando y se vino abajo todo el andamiaje creado por los banqueros (afán: rentabilidad) y gobernantes sucesivos (afán: votos). Economía creció en esos períodos, precios de todo también y, ahora, lo que está sucediendo es que, junto con la globalización, la contención de precios acompañada de reducciones obligadas de costos ha traído al mundo un desempleo generalizado con amplia recesión.

La espuma ha ido desapareciendo, los precios de bienes y servicios han tenido que tomar su nivel real, los precios actuales de viviendas en Estados Unidos y Europa reflejan tristes realidades del mercado inmobiliario, los inventarios de empresas continúan elevados, todo ello debido a las evanescentes burbujas y básicamente al desempleo, ya que si las personas no tienen trabajo e ingresos no pueden consumir. Crisis hipotecarias y recesión, a su vez, aceleraron el destape y la crisis de las deudas soberanas.

Hace muchos años, según recuerdo, los analistas revisaban el índice bursátil Dow Jones como una medida de actividad económica, ya que ambos índices guardaban más estrecha correlación que en los momentos actuales. Ahora, estimado lector, usted puede ver que la actividad económica anda mal y los índices bursátiles reflejan otra cosa (bonanzas), ya no caminan paralelamente sino cada uno por su lado. El Dow Jones podría estar reflejando “confianza en el futuro bursátil”, “clima de negocios adecuado”, cualquier otra cosa distinta de la “actividad económica real”.

La preocupación actual en este escenario es la juventud. Una juventud con escasas promesas de futuro. Todo a causa de la codicia. Se observan grandes ganancias corporativas, pero…

Capitalismo financiero especulativo mundial

Posted in: Uncategorized