Co Latino-El primer caos del año | 04 de Enero de 2012 | DiarioCoLatino.com – Más de un Siglo de Credibilidad

Posted on 2012/01/05

0


 

Queríamos escribir el primer editorial del año, sobre las expectativas del 2012, no obstante, hemos tenido  que renunciar a la idea primaria, porque es necesario  comentar sobre el caos vehicular que provocaron trabajadores y dueños de los llamados “Buses Amarillos”.

¿Porqués se importante editorial este tema coyuntural? Porque, independientemente de la justeza o no de la demanda de los propietarios de los buses amarillos, muchos de ellos dedicados al transporte escolar, es menester que ni el gobierno, en general, ni la autoridad policial, en particular, permitan que las protestas afecten a terceros, ajenos a las reivindicaciones.

Y es que la obstaculización del tráfico vehicular, en las principales entradas a la ciudad capital, más que una acción de protesta válida de quienes hicieron la acción, fue un hecho delictivo y atentó contra la libre movilización de miles de transportistas y trabajadores.

Los trabajadores, se vieron obligados a bajarse de las unidades del transporte para caminar hacia sus trabajos, mientras que los conductores no tuvieron otra salida más que apagar su automotor, y esperar, pacientemente, a que la autoridad capturara a los protestantes y movieran las unidades que obstaculizaban el paso. Esta medida duró en algunos casos una hora, en otros, hasta tres horas, como ocurrió en el Bulevar del Ejército. Por cierto, el Jefe policial quiso negociar con los protestantes que utilizaron solo un carril para la protesta, acción que fue rechazada y hasta considerada como símbolo de debilidad por los protestantes.

Creemos que la policía, en primer lugar debe negociar. Pero, una vez rechazada su propuesta debe proceder a aplicar la ley, es decir, actuar para impedir los daños a terceros.
Y esa debe ser la consigna de este gobierno. Oír las inquietudes de los diferentes sectores, pero no permitir que los interesados hagan lo que les venga en gana, afectando a terceros y sobre todo violando la ley. La impunidad debe terminar en este país, lo que no implica, como hemos dicho antes, que el diálogo debe ser la primer medida para impedir una protesta, o dejar que esta siga su marcha, siguiendo las reglas impuesta por la autoridad.

Y es que la ciudadanía, como los millares de trabajadores que fueron afectados ayer por la obstaculización del tránsito vehicular, no deben seguir pagando las demandas de unos y la desatención de otros.

Esperemos que no se vuelva a dar otro atropello como el de ayer, de partes de los buseros,  y si los hay, que la policía actúe, con la prisa que el momento requiera.

El primer caos del año | 04 de Enero de 2012 | DiarioCoLatino.com – Más de un Siglo de Credibilidad

Posted in: Uncategorized