BBC Mundo – Los hispanos casi ausentes en las primarias republicanas

Posted on 2012/01/04

0


 

Carlos Chirinos

BBC Mundo

Última actualización: Martes, 3 de enero de 2012

Debate republicano.

El proceso de búsqueda del candidato republicano empieza el martes.

Pese a la creciente importancia política de los hispanos, los aspirantes a disputar la Casa Blanca al presidente Barak Obama no han presentado propuestas dirigidas a la comunidad, que al menos en el tema migratorio dice sentir la "hostilidad" conservadora.

Hay un terreno de la política de Estados Unidos en el que la creciente influencia del voto latino no se hace sentir: en las primarias del Partido Republicano.

Entre la comunidad de origen latinoamericano y el llamado Gran Viejo Partido (GOP, su acrónimo en inglés) parecen existir problemas de comunicación, de acuerdo con los sondeos de opinión, que destacan cómo la minoría hispana percibe las propuestas republicanas como lejanas a sus intereses y, en el caso del tema migratorio, francamente hostiles.

Además, en la actual coyuntura de elecciones internas para seleccionar al candidato republicano que disputará la presidencia a Barack Obama la mayoría de los latinos no participan con el mismo entusiasmo que lo hacen tradicionalmente los sectores más conservadores del partido.

Quizá por eso, en general, los precandidatos republicanos no parecen estar haciendo planteamientos que busquen movilizar al electorado de origen hispano, salvo en estados particulares del sur del país, en los que los latinos son un grupo difícil de ignorar política y cuantitativamente.

Pero llegado el momento de la elección general, en noviembre de 2012, la participación de la comunidad puede ser determinante dado que el número de latinos inscritos para votar alcanzara la cifra récord de 22 millones y que, según la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos, hasta 12 millones podrían ejercer el derecho al sufragio.

Hostilidad republicana

Un sondeo de opinión publicado a finales de 2011 realizado por la encuestadora Latino Decisions encontró que la mayoría de los votantes latinos consideraban que los republicanos ignoran a la comunidad y en ocasiones son "hostiles" hacia ella.

Un 47% dijo que los republicanos "no se interesan mucho" por los hispanos, mientras que el 27% aseguró que "están siendo hostiles", lo que ratifica hallazgos de estudios anteriores como los realizados por el Centro Hispánico Pew.

La encuesta de Latino Decisions indica que los hispanos siguen simpatizando con el presidente Obama y el Partido Demócrata, sobre todo como rechazo a las propuestas de reforzar los controles migratorios de los republicanos y su negativa a regularizar la situación de los 11 millones de inmigrantes indocumentados que se calcula que hay en EE.UU.

"Creo que los republicanos tienen un problema muy serio. En los últimos cinco años muchos latinos se han molestado y se han alejado del partido debido a su posición dura frente a la inmigración. Así que el Partido Republicano tiene mucho que hacer", afirmó Matt Barreto, de Latino Decisions.

Y sin embargo, en los planteamientos hechos hasta ahora por los precandidatos republicanos en el tema migratorio, solo Newt Gingrich ha expresado la necesidad de una "aproximación humana" que evite la división de familias que, asegura, han hecho de EE.UU. su país.

Estrategas "equivocados"

"Muchas campanas del GOP han estado mal asesoradas por estrategas que realmente no entienden la visión de los votantes republicanos en cuanto al asunto de la inmigración", afirmó Alfonso Aguilar, director ejecutivo de la Sociedad Latina para los Principios Conservadores, un grupo de afiliación republicana basado en Washington.

Marco Rubio

Algunos sugieren el nombre de Marco Rubio como posible candidato a la vicepresidencia

"Los estrategas han comprado los argumentos de los antiinmigrantes que en los pasados cinco o seis años han penetrado el movimiento conservador. Y aunque son una pequeña minoría entre los republicanos, son muy activos, tienen una muy bien organizada maquinaria política y son habilidosos con las relaciones públicas".

Según el sondeo del grupo impreMedia y Latino Decisions la distancia entre hispanos y republicanos podría reducirse en algo si el GOP incluyera en la fórmula presidencial para el 2012 al Senador por Florida, Marco Rubio.

Desde su elección en 2010 Rubio, de 40 años, se ha convertido en una de las estrellas del partido, particularmente entre el Tea Party, el sector más conservador, pero ha venido suavizando su retórica originalmente muy dura contra los indocumentados.

En un reciente evento con hispanos republicanos en Dallas, Rubio afirmo que Obama “ignora nuestro legado como pueblo” y que en cambio los latinos y el GOP comparten “los mismos valores conservadores y de autodeterminación”.

Si Rubio fueran nombrado como candidato a la vicepresidencia, un 13% de los encuestados dice que estaría “mucho más dispuesto” a votar republicano y un 11% “probablemente más dispuesto”, pero el 46% asegura que no tendría efecto alguno en su decisión de voto.

"Ellos han convencido a los políticos a los que asesoran que la mayoría de los republicanos son antiinmigrante”, afirmó Aguilar

Encuestas de opinión realizadas en ocasión de los debates entre los precandidatos republicanos por medios de comunicación estadounidenses, como Fox News, NBC o CBS, indican que la mayoría de los votantes republicanos favorecen una solución al problema migratorio que no necesariamente contemple la deportación masiva de indocumentados.

Sin embargo, los sectores conservadores dentro del partido, que suelen ser los más activos en la etapa de la campaña interna para las primarias, no recibieron muy bien las declaraciones pro inmigrante de Gingrich.

Por eso algunos analistas piensan que el expresidente del Congreso podría estar tratando de enviar un mensaje al resto de la sociedad estadounidense, incluyendo a republicanos "moderados", para construir una plataforma con la cual disputar el electorado hispano al presidente Obama.

Apoyo a Obama

Obama tiene una aprobación del 67% entre hispanos, pero solo el 43% dice que "con certeza" votará por él en las próximas elecciones. Y aunque solo un 9% dice que votará republicano, hay un 48% de votos latinos que todavía pueden ser seducidos por alguna de las propuestas.

Además, no todos los votantes de origen hispano son iguales. Más allá del terreno común de lo migratorio, hay grandes diferencias de interés entre los cubanos del sur de Florida, los mexicanos desde California a Texas, o dominicanos y puertorriqueños del noreste del país.

De hecho, la preferencia del voto hacia los demócratas no está siempre garantizada. Estados como Florida, Nevada, Colorado y Virginia, donde Obama se impuso en 2008, son considerados como estados de "voto basculante" (swing vote) en los que algunos analistas creen que podría estar la clave para definir el resultado de las presidenciales del 2012.

"Sin embargo en Florida la identificación partidaria entre los votantes hispanos registrados es más pareja, ya que según la secretaria de estado de Florida, en 2010, 445.000 hispanos estaban registrados como republicanos y 551.000 como demócratas", explico a BBC Mundo Mark Hugo López, del Centro Hispánico Pew.

Pero Obama está en deuda con esos electores, que le cuestionan en el que no cumpliera con su promesa electoral de promover una reforma migratoria integral en sus primeros años en la Casa Blanca.

Ni siquiera pudo lograr que el Congreso aprobara el Dream Act, la propuesta de ley que permitirá legalizar la situación de menores de edad indocumentados traídos a EE.UU. por sus padres.

Además está el detalle, de que con todo y su discurso más amigable hacia los inmigrantes, bajo el gobierno de Obama se ha intensificado la política de deportaciones de indocumentados, aunque el ejecutivo asegure que se concentra solo en aquellos inmigrantes con prontuario criminal.

Algunas caras amigables

Como no todo es inmigración en los intereses de los hispano-estadounidenses, el Comité de Liderazgo Estatal Republicano planea invertir unos US$3 millones para reclutar a al menos 100 candidatos de origen latino para que se presenten en elecciones legislativas estatales en 2012.

El GOP ya ha sacado alguna ventaja simbólica en las elecciones de mitad de periodo realizadas en 2010 al colocar a dos gobernadores de origen hispano: Susana Martínez en Nuevo México, la primera mujer latina en lograr una gobernación, y Brian Sandoval, el primer hispano en ser nombrado gobernador de Nevada.

Sin embargo, en esas mismas elecciones, el 60% de los votantes hispanos favoreció a los candidatos demócratas, yendo en contra de la marea conservadora acicateada desde el llamado Tea Party que permitió a los republicanos retomar el control de la Cámara de Representantes.

Al final, aunque los republicanos parecen tener una tarea más dura para lograr la preferencia de la comunidad hispana, el riesgo para ambos partidos es que el voto hispano no se movilice como sucedió en 2008, cuando casi 10 millones de latinos acudieron a las urnas.

BBC Mundo – Noticias – Los hispanos casi ausentes en las primarias republicanas

Posted in: Uncategorized