EDH- ¿Fin del mundo en 2012?

Posted on 2012/01/03

0


 

Por Ricardo Esmahan.03 de Enero de 2012

La cultura Maya precolombina, sin duda tuvo grandezas que se borraron de los registros históricos contemporáneos, a consecuencia de la conquista y fusión de culturas, lo que generó la rica mezcla que nos convirtió en una Mesoamérica fraccionada por estados nacionales, pero con una historia común que inspira y alienta procesos integracionistas. No nos percibimos en el futuro sin esa identidad común que nos hermana.

Y esa realidad, cuyas raíces se pierden en el tiempo, pero que, pese a ello, mantienen una identidad cultural fuerte, ha permitido también la elaboración de teorías extrañas que pretenden desentrañar la magnificencia de nuestro pasado. Y como todo proceso de comprensión de las epopeyas de los pueblos generan mitos que modernamente se refuerzan con avances científicos, dando como resultado un enfoque extraño, que penetra la opinión pública e influencia al colectivo social.

Uno de estos mitos ha sido el famoso pronóstico del fin del mundo. Vaticinio adjudicado al calendario Maya, una antigua herramienta de administración del tiempo, que superó incluso fastos europeos de la misma época y que guarda una indiscutible precisión al igual que los parámetros de tiempo que utiliza el calendario solar gregoriano, calibrado con tecnología del Siglo XXI.

Según el mito, la cultura Maya consignó en su calendario el pronóstico del fin del mundo y el regreso del dios Kukulcán, en fecha fatal. El próximo 21 de diciembre de 2012.

Los divulgadores de este mito, sostienen que el calendario Maya de cuenta larga contiene cinco ciclos de 5,125 años cada uno, llegando a término en el Quinto Sol en esa fecha fatal. Interpretan los promotores del mito Maya, que el Códice de Dresden describe una actividad solar inusual y el alineamiento de astros que harán oscilar el eje de la Tierra como trompo bamboleante.

Unos fatalistas ven caos y destrucción planetaria; otros, espiritualistas, la transformación y renovación de la humanidad. Y este mito que se ha divulgado ha creado expectativas y hasta organizaciones que no tienen cimientos cristianos. Mateo, el Evangelista, nos da cuenta de la Palabra: "Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre". (24-36).

Con fe, creo que el 2012 nos espera con nuestros propósitos, decisiones y la realización de sueños. Erróneo sería dejarnos turbar por un destino determinista, basado en mitos que mezclan hechos históricos confusos y datos seudocientíficos, de forma perturbadora, al clásico estilo del viejo materialismo histórico.

Y no son presagios de la víspera del fin del mundo las elecciones del 7 de octubre próximo en Venezuela, aunque el mundo del Siglo XXI recreado por visión mesiánica del candidato oficialista de ese país, ya no exista a partir de entonces y entristezca a algunos en el orbe. Por el contrario, los salvadoreños tenemos para el 2012 un gran reto para forjar prometedor futuro, las elecciones de marzo de diputados y alcaldes.

Y son invitadoras las palabras del Dr. Norman Quijano, de trazarnos dos propósitos para este año: "El primero, elegir más diputados capaces y honestos, para que triunfen las decisiones correctas sobre las equivocadas… El segundo propósito, es apoyar al alcalde o alcaldesa que con su trabajo hace progresar tu municipio, y cambiar a los que ponen la alcaldía al servicio de su partido y llevan al municipio de retroceso…"

Este 2012 ejerceremos el sufragio en un sistema electoral renovado, eligiendo de forma libre y directa a personas, que a nuestro juicio son capaces y con un compromiso por la democracia, para hacer de El Salvador un país mejor, con gran futuro. Hasta que Dios lo quiera. Entre tanto, en nuestras manos está hacerlo.

elsalvador.com, ¿Fin del mundo en 2012?

Posted in: Uncategorized