La Página-Así se crea… y así destruyen una obra de arte-Diario digital de noticias de El Salvador

Posted on 2012/01/01

2


El mosaico que marcaba el sello distintivo de la Catedral Metropolitana, obra de Fernando Llort, constaba de 3 mil azulejos de cerámica, cada uno dibujado, hecho y pintado a mano. DIARIO LA PAGINA presenta una serie de fotografías del artista y el significado de la obra que creó y que hoy yace hecha añicos.

Cuando el artista fue contratado para diseñar la fachada de la Catedral metropolitana, lo primero que pensó fue en la enorme responsabilidad que caía sobre él y empezó a imaginar bocetos hasta representar la identidad salvadoreña, que años atrás, él había descubierto en la humildad de los campesinos en el pueblo de La Palma, al norte de Chalatenango, en aquellos años cuando la guerra hacía estragos en el campo y los artistas pensaban en volar literalmente de El Salvador, mientras él insistía en quedarse porque creía fervientemente que aquellos aldeanos humildes merecían una oportunidad para autodesarrollarse.

La armonía de mi pueblo era el título de la obra

Así hizo el esbozo, en el cual, en su parte inferior estaban dos ángeles que representaban los guardianes del templo con sus alas inspiradas en las "Palmas de Panchimalco". Los dos ángeles portaban en sus manos un sol y un corazón que represetaban a Dios y el amor. Fotografía familia Llort.

Diario digital de noticias de El Salvador

Posted in: Uncategorized