El Faro-Desaparece información sobre Gana en pleno sorteo del TSE para elecciones 2012 – ElFaro.net

Posted on 2012/01/01

0


 

La Fiscalía Electoral ya tiene los primeros dos casos para investigar: uno es el relacionado con la desaparición de información que serviría para sortear posiciones en las juntas electorales de los 262 municipios, pues desaparecieron los datos de un partido relativos a 10 de los 14 departamentos de El Salvador. El otro es la destrucción de los libros de firmas por parte de los candidatos a diputados independientes.

Gabriel Labrador Aragón

elfaro.net / Publicado el 26 de Diciembre de 2011

La carrera de preparación para las elecciones de 2012 ya sufrió sus primeros traspiés. Al menos dos incidentes ocurrieron la semana previa a la Navidad, según ha informado el Tribunal Supremo Electoral (TSE). El primero tiene que ver con un sorteo para la conformación de organismos temporales electorales y el otro, con la destrucción de material electoral por parte de candidatos independientes. La Fiscalía General de la República ya ha comenzado a investigar ambos casos, según fuentes de la presidencia del TSE.

El más significativo es el caso del sorteo. La Fiscalía debe investigar qué fue lo que este jueves echó a perder la rifa con la que se conforman las Juntas Electorales Municipales (JEM), que son las instancias sobre las cuales el Tribunal delega, el día de las elecciones y a nivel municipal, la responsabilidad de los comicios. Quienes integran estas instancias son personas que cada partido político inscribe previamente ante el TSE.

Este jueves, el sorteo falló cuando el sistema informático del TSE no detectó la información digital necesaria para adjudicar al partido Gana los puestos a los que tiene derecho en buena parte de los 262 municipios. La detección no ocurrió porque la información no existía en ese momento. Se había esfumado y nadie sabía explicar cómo o por qué. El sistema informático no pudo determinar cómo quedarían conformadas cada una de las 262 JEM. El sorteo solo se desarrolló parcialmente: quedó pendiente la consolidación final de las JEM.

El Tribunal ya ha ordenado a la Fiscalía que investigue si el faltante de la información a la hora de “correr” el sistema de conformación fue producto de un descuido o un acto planificado por parte e empleados de alguna de las dependencias del TSE, confirmaron fuentes de la presidencia del TSE. Las dependencias involucradas son la secretaría del Tribunal, la dirección ejecutiva, el área informática y recursos humanos.

La falta de información provocó que Gana apareciera como que solo había inscrito a sus miembros de JEM en los municipios de cuatro departamentos del país. El error se detectó cuando la repartición de los cargos de la JEM en base al sorteo presentó unas variaciones no previstas.

El artículo 113 del Código Electoral establece que las JEM se conforman con representantes de los cinco principales partidos políticos en contienda, a quienes se les asigna un cargo, de los cinco posibles, dentro de las JEM. Los cargos disponibles son presidente, secretario, primer vocal, segundo vocal y tercer vocal. El mismo artículo establece que los primeros cuatro puestos los ocuparán los cuatro partidos con mayor cantidad de votos en las últimas elecciones. La quinta posición se adjudica mediante un sorteo entre los restantes partidos.

A cada partido le corresponde por ley el 20% de las presidencias de las JEM del país, el 20% de las secretarías, el 20% de las primeras vocalías, etcétera. Las JEM deben velar porque las mesas receptoras de votos actúen apegadas a la ley y, cerrada la votación, trasladar los resultados a las instancias superiores para comenzar el conteo final.

Al haber sido Arena y FMLN los únicos dos partidos que participaron en las últimas elecciones presidenciales de marzo de 2009, estos tenían el derecho ganado de conformar las JEM. Los otros dos partidos que tendrían derecho ganado de ocupar puestos en las JEM se decidieron mediante un decreto legislativo a finales de marzo en el que el FMLN y Gana intercambiaron favores. Con ese decreto, se determinó que los cuatro partidos con derecho ganado de ocupar puestos en las JEM y los otros organismos electorales temporales (como las juntas departamentales y las juntas receptoras de votos) serían aquellos con mayor cantidad de diputados en la Asamblea Legislativa, es decir, FMLN, Arena, Gana y Concertación Nacional, en ese orden.

El quinto integrante de las JEM se definiría siempre mediante sorteo. En él participarían Cambio Democrático (CD), Fraternidad Patriota Salvadoreña (FPS), Partido Popular (PP), Partido Nacional Liberal (PNL) y Partido de la Esperanza (PES).

Para desarrollar el sorteo, el TSE había elaborado una lista, municipio por municipio, en el que se establecía qué partidos ocupaban la presidencia, la secretaría, la primera, segunda y tercera vocería. En cada municipio siempre había un faltante debido a que solo cuatro son los partidos con el derecho ganado de conformar las JEM. Este puesto faltante iba rotando, no siempre era el mismo. Si en un municipio faltaba adjudicar a algún partido la presidencia, en el siguiente municipio, faltaba la secretaría, y en los siguientes tres, una de las tres vocerías, hasta terminar con los 262 municipios. Dependiendo de dónde estaba el puesto vacante, ese puesto se identificaba con el código 5a, 5b, 5c, 5d y 5e.

La rifa consistió en que a cada uno de los partidos participantes se les asignó uno de esos códigos, y así, el sistema informático sustituiría, automáticamente, los puestos faltantes por el partido que en la rifa hubiera adquirido ese código. Si, por ejemplo, el partido FPS obtuvo el código 5a, ese partido terminaría ocupando los cargos faltantes que habían sido identificados como 5a.

El error en el sorteo se dio cuando, una vez asignados los cinco códigos entre los cinco partidos, 10 departamentos del país no contaban con la inscripción de Gana para conformar las JEM pese a que ese partido había inscrito ante el TSE los integrantes de las JEM en los 14 departamentos.

Douglas Alas, diputado suplente del TSE por el partido Arena, aseguró que la Fiscalía investigará ese faltante de información pero no considera que haya existido robo o sustracción. “Ya se admitió que fue un error humano, involuntario, por supuesto. Lo que hay que determinar es dónde fue”, dijo, vía telefónica.

Según Alas, el error ocurrió por una falla en la cadena de custodia de la información que Gana había presentado físicamente ante el TSE. Gana presentó una parte de sus inscripciones de JEM en la mañana del miércoles, y una segunda parte por la tarde. En la mañana presentó las inscripciones para dos departamentos, y, en el segundo paquete, el resto de departamentos. Alas dio a entender que la rotulación del segundo paquete solo aludía a que se estaba entregando información sobre dos departamentos más, cuando en realidad, eran los restantes 12 departamentos. “El segundo paquete decía que contenía información sobre dos departamentos y el resto de municipios del país”, asegura Alas.

La cadena de custodia de la información fue así: secretaría del TSE, dirección ejecutiva, área informática y recursos humanos, que es donde se preparan las planillas para el pago de los integrantes de las JEM. Alas explicó que el problema pudo ocurrir minutos antes del sorteo, para el que se utilizó una tómbola, una computadora y un proyector. Recursos Humanos no participó en la organización del sorteo.

La presidencia del TSE considera que hubo dolo en el tratamiento de la información y para eso promovió que la Fiscalía investigue el incidente para deducir responsabilidades.

Independientes tiran la toalla

Dos candidatos no partidarios, uno de San Salvador y otro de La Paz, abandonaron el proceso electoral con el cual aspiraban a convertirse en diputados de la Asamblea Legislativa. Estos candidatos hicieron público su desencanto cuando quemaron los libros de recolección de firmas ante el TSE.

“Dijeron que el proceso era injusto, que no tenían acceso a deuda política, que no tenían dinero, y que la misma población los rechazaba porque la gente está acostumbrada a los partidos políticos”, explicó el presidente del Tribunal, Eugenio Chicas.

Chicas dijo estar seguro de que hay un delito de por medio, pero que será la Fiscalía electoral la que tipifique cuál es.

El Código Penal establece penas de cuatro a seis años de prisión para el que cometa fraude electoral, y entre una de las variantes está la destrucción de documentación electoral.

Desaparece información sobre Gana en pleno sorteo del TSE para elecciones 2012 – ElFaro.net

Posted in: Uncategorized