Co Latino-La independencia judicial y el perfil de magistrados/as de La Corte Suprema de Justicia (III) | 30 de Diciembre de 2011 | DiarioCoLatino.com – Más de un Siglo de Credibilidad

Posted on 2012/01/01

0


 

Jaime Martínez Ventura. Abogado
Director General de la ANSP

2.7 Jueces y tribunales ¿superiores?
Tradicionalmente hay quienes creen que existe un orden jerárquico en el poder judicial; es decir, dan por cierta la noción de jueces o tribunales “superiores”, por el hecho de que existen recursos por medio de los cuales la decisión de un juez   puede ser impugnada y llevada al conocimiento de otro juez o tribunal, el cual tiene facultad de confirmar, modificar, revocar o invalidar el fallo del juez o tribunal cuya sentencia se impugnó.
Sin embargo, “cuando se habla de tribunales o jueces _superiores_, eso significa que, por una simple distribución de competencia, éstos tienen el poder  de revisar la sentencia dada a un caso por los jueces o tribunales ordinarios”1 ya que “las instancias recursivas y los tribunales creados para llevarlas a cabo no deben ser, al menos de manera principal, expresión de una organización jerárquica, sino, por el contrario, deben ser manifestación de la necesidad de evitar errores judiciales como garantía del justiciable. Las organizaciones judiciales verticales son propias de los sistemas políticos autoritarios, características, por ejemplo, de las monarquías absolutas y de su régimen procesal penal, la inquisición”2 .
Queda claro, entonces, que en un sentido estricto no deben existir jueces o tribunales superiores, de lo contrario se atenta contra la independencia judicial interna.
2.8 Principios fundamentales de la independencia judicial
Este apartado se basa en los “Principios básicos relativos a la independencia de la judicatura”, de las Naciones Unidas (que en adelante podrán ser expresados como los principios básicos), y en el trabajo de Adama Dieng, publicado en el Vol. I del Anuario del CIJA, bajo el título El Imperio del Derecho y la Independencia de la Judicatura: un Panorama de Principios.
i) Garantía estatal y proclamación constitucional
El primero y fundamental principio para garantizar la independencia judicial, es la proclamación de dicha garantía en la Constitución y en las leyes. Al respecto, el principio básico número uno establece:
“1. La independencia de la judicatura será garantizada por el Estado y proclamada por la Constitución o la legislación del país. Todas las instituciones gubernamentales y de otra índole respetarán y acatarán la independencia de la judicatura”.
ii) Nombramiento imparcial
El proceso de nombramiento es fundamental para la independencia del poder   judicial. Por eso es que las personas seleccionadas para ocupar cargos judiciales serán personas honestas y debidamente calificadas. Al respecto, el principio básico número diez, proclama:
“10. Las personas seleccionadas para ocupar cargos judiciales serán personas íntegras e idóneas y tendrán la formación o las calificaciones jurídicas apropiadas. Todo método utilizado para la selección de personal judicial garantizará que éste no sea nombrado por motivos indebidos. En la selección de los jueces, no se hará discriminación alguna por motivo de raza, color, sexo, religión, opinión política o de otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o condición; el requisito de que los postulantes a cargos judiciales sean nacionales del país de que se trate no se considerará discriminatorio.”
Según este principio, la opinión política de una persona, no es motivo para que no sea nombrada como juez o magistrado de las diferentes instancias judiciales, incluso de la Corte Suprema de Justicia. Excluir a una persona por el solo hecho de externar determinadas opiniones o preferencias políticas, sería una clara discriminación y violación a este principio de la independencia judicial. Otra cosa es que, con el fin de evitar la partidización del poder judicial, se evite elegir o nombrar a personas militantes de determinadas facciones o partidos políticos. 
iii) Permanencia e inamovilidad
La medida más importante para proteger la independencia personal de los jueces es la garantía de la permanencia en el cargo. El desempeño de las funciones del juez   queda apartado así de la preocupación de las reacciones políticas ante sus decisiones. Los principios básicos once y doce, disponen:
“11. La ley garantizará la permanencia en el cargo de los jueces por los períodos establecidos, su independencia y su seguridad, así como una remuneración, pensiones y condiciones de servicio y de jubilación adecuadas.
12. Se garantizará la inamovilidad de los jueces, tanto de los nombrados mediante decisión administrativa como de los elegidos, hasta que cumplan la edad para la jubilación forzosa o expire el período para el que hayan sido nombrados o elegidos, cuando existan normas al respecto.”
iv) Remuneración adecuada y condiciones de servicios
Los salarios adecuados reducen la dependencia personal y la corrupción y significan un atractivo para que accedan los profesionales mejor calificados para la función. Como se expuso antes, el principio básico diez, dispone que la ley garantizará a los jueces “una remuneración, pensiones y condiciones de servicio y de jubilación adecuadas”. Esto también significa que la remuneración de los jueces no podrá ser reducida durante su permanencia en el cargo y que serán revisadas periódicamente para contrarrestar o minimizar los efectos de la inflación.
Los ascensos en la carrera judicial, son parte también de este principio, ya que inamovilidad no debe entenderse como estancamiento en la carrera judicial. Al respecto, el principio básico trece, indica:
“13. El sistema de ascensos de los jueces, cuando exista, se basará en factores objetivamente verificables, especialmente en la capacidad profesional, la integridad y la experiencia.”
v) Libertad de expresión y asociación 
Los miembros de la judicatura gozarán de las libertades de expresión, creencias, asociación y reunión con la salvedad de que, en el ejercicio de esos derechos, los jueces se conducirán en todo momento de manera que preserven la dignidad de sus funciones y la imparcialidad e independencia de la judicatura. Asimismo gozan del derecho a constituir asociaciones de jueces u otras organizaciones que tengan por objeto representar sus intereses, promover su formación profesional y defender la independencia judicial como principio del Estado Social y Democrático de Derecho, así como el derecho de afiliarse a ellas. Estos derechos están proclamados en los principios básico 8 y 9.
vi) Secreto profesional
Los jueces y magistrados, en el ejercicio de sus funciones, tienen el derecho y el deber del secreto profesional. Al respecto el principio básico 15 establece:
“15. Los jueces estarán obligados por el secreto profesional con respecto a sus deliberaciones y a la información confidencial que hayan obtenido en el desempeño de sus funciones, a menos que se trate de audiencias públicas, y no se les exigirá que testifiquen sobre tales asuntos.”
vii) Inmunidad personal
El principio básico 16, literalmente prescribe:
“16. Sin perjuicio de cualquier procedimiento disciplinario o derecho de apelación, ni del derecho a recibir indemnización del Estado de acuerdo con la legislación nacional, los jueces gozarán de inmunidad personal con respecto a las acciones civiles por daños y perjuicios derivados de acciones u omisiones indebidas cometidas en el ejercicio de sus funciones judiciales.”

viii) Medias disciplinarias, suspensión y separación del cargo
Los jueces sólo podrán ser suspendidos o separados de sus cargos por incapacidad o comportamiento que los inhabilite para seguir desempeñando sus funciones. Las decisiones que se adopten en los procedimientos disciplinarios, de suspensión o de separación del cargo estarán sujetas a una revisión independiente. Estas y otras garantías de la independencia judicial, se encuentran desarrolladas con mayor amplitud en los principios básicos 17, 18, 19 y 20.
1 Binder, Alberto M. Introducción al Derecho Procesal Penal, Op. Cit., Pág 146.
2 Maier, Julio B.J., Op. Cit. Págs. 477 y 488.

La independencia judicial y el perfil de magistrados/as de La Corte Suprema de Justicia (III) | 30 de Diciembre de 2011 | DiarioCoLatino.com – Más de un Siglo de Credibilidad

Posted in: Uncategorized