LPG-El 2011 se acabó y nos acabaron

Posted on 2011/12/30

0


 

Escrito por Luis Gómez Zárate
Viernes, 30 diciembre 2011 00:00

elgoza@hotmail.com

Faltan pocas horas para finalizar 2011 y en él nos acabaron.

El año 2011 ha sido fatal para la mayoría de la población salvadoreña, muchos perdieron sus empleos, otros dan vueltas por todos lados sin encontrar oportunidad para conseguirlo, gran número de empresarios cerraron sus negocios, y en la mayoría de los hogares imperan angustia, temor, miedo, luto, llanto, ante la criminalidad y la grave crisis económica que sufrimos, como consecuencia de la ignorancia e incapacidad de la administración actual, que ha puesto en práctica la fórmula para gobernar “yo soy yo y que muera mi abuela”.

Al finalizar 2011, hay que reconocer que nos han dejado en “la vil calle”, con tanto despilfarro, gastos extravagantes, sostenimiento de gustos inimaginables, Spa de Michy, llevándonos a la quiebra total.

Se olvidan que el dinero recaudado, por la administración, es dinero público, generado por el esfuerzo, el sacrificio, la capacidad de los salvadoreños; cada centavo que cobran tiene un origen preciso y previo dueño. Por eso el universo de los contribuyentes tiene el derecho de saber en qué se ha gastado ese dinero.

La administración actual ha sido irresponsable en los gastos, haciendo lo que han querido con el dinero de los salvadoreños, quienes lo único que dicen es “qué le vamos a hacer”.

Por esta pasividad, indiferencia, los funcionarios derrochan el dinero que no les ha costado y como dice la sentencia: “Los publicados que nunca han tenido y llegan a tener, locos se pueden hacer”.

Al iniciar 2012, muchos esperan los vaticinios, pero no se necesita ser adivino para determinar los acontecimientos que sucederán: vigencia de los impuestos recién aprobados; restablecimiento del impuesto al galón de gasolina ($0.16 más IVA), suspensión del subsidio al gas en varios rubros, las tortillas serán voladoras; aumento a la energía, y por supuesto a la canasta básica; tienen listo otro “paquetazo de impuestos” para después de marzo, con el único fin de obtener más fondos y cumplir con las órdenes del FMI y así obtener más préstamos, con destinos que nadie sabe, justificándolos con mentiras. Ejemplo: solicitaron un préstamo de $200 millones para dejar de firmar letras del tesoro (Letes), para préstamos rápidos pero con intereses muy altos; hoy resulta que se gastaron el préstamo y hay $500 millones en letras del tesoro (Letes). Llamarlos mentirosos es un calificativo demasiado suave.

En cuanto a la seguridad, ha quedado demostrado que nunca tuvieron un plan para combatirla y han dado palos a ciegas, probablemente están preparando a la Naval por aquello de la “ola criminal”.

Con la llegada del nuevo encargado de seguridad se despertó una pequeña esperanza, pero Funes se encargó de opacarlo. Cuando toma posesión del cargo, el nuevo encargado declaró que reduciría al 30% la criminalidad, recibiendo el apoyo inicial de Funes, pero a los pocos días y por televisión dijo que no debió haberse comprometido en cifras.

Cuando anuncia el nuevo encargado que formará la Unidad Antipandillas, Funes declaró públicamente: “Yo soy el único que puede crear nuevas unidades en la PNC”.

Y cuando dice que hay 50 mil pandilleros, el “alto mando de la PNC” manifestó que eran 28 mil.

Ante este panorama tan desastroso y desordenado de cifras y declaraciones, de zancadillas, chambres, arrastramientos, no se necesita tener vaticinios. Uno se da cuenta de la falta de dirección y capacidad de un estadista.

Nuestro futuro siempre es fatal, los organismos internacionales nos colocan al momento en el último lugar en la economía y primero en criminalidad.

Este 31 deseo a los salvadoreños, menos a la administración comandantes-Funes, pasen una feliz noche, mientras podamos.

El 2011 se acabó y nos acabaron

Posted in: Uncategorized