La Página-Howard Cotto: estamos viendo surgir una tercera generación de pandilleros-Diario digital de noticias de El Salvador

Posted on 2011/12/30

0


 

Para el subdirector de Investigaciones de la Policía Nacional Civil (PNC), Howard Coto, hablar de un común denominador en el cometimiento de homicidios no es fácil, sin embargo apunta que el fondo está en la intolerancia y el aprecio o desprecio por la vida que manejan los salvadoreños.

Última actualización: 29 DE DICIEMBRE DE 2011 23:04 | por Jessica Guzmán


Howard Cotto quien dirige la Subdirección de Investigaciones de la Policía Nacional Civil (PNC), enfatiza que no depende de la corporación la disminución de la criminalidad en el país, sino de muchos factores que tienen que ver con el desarrollo social en El Salvador.
¿Cómo evalúa la inseguridad que vive El Salvador, finalizando 2011?

Yo creo que el país sigue enfrentando hasta este momento serios problemas de seguridad. Continuamos siendo un país con una incidencia delictiva muy fuerte y sigue siendo el principal reto de nuestro país solventar o aportar a la solución del problema de seguridad, porque no sólo se convierte en uno de los fenómenos que más afecta a nuestro país, sino que afecta toda la productividad económica, educativa y de desarrollo social que el país debe tener.

¿Entonces qué se puede hacer?

Hay muchas cosas que se pueden hacer. En lo personal creo que un fin de año es una buena época para replantearse metas de toda índole. Hay que reflexionar las razones que llevan a las personas a involucrarse en delitos de toda índole, especialmente delitos contra la vida… contra el patrimonio. Son aspectos que como país debemos de replantearnos y la visión de cómo este fenómeno debe ser atendido y no creer o considerar que es un problema de carácter policial, sino que estamos enfrentando un fenómeno social fuertísimo.
Solo en materia de pandillas tenemos prácticamente emergiendo la tercera generación de pandilleros, es decir tenemos pandilleros en las cárceles condenados por hechos delictivos que tienen nietos que posiblemente ya estén incursionado en el cometimiento de delitos, entonces hay que plantearse con claridad ¿qué estamos haciendo para que esto no sea así?
¿Se replanteará Investigaciones la forma de atacar e investigar estos casos?

En materia de investigaciones los procedimientos están bastante marcados por la ley, no por lo que un investigador quiere o debe dejar de hacer.
En materia de pandillas o de otros hechos delictivos creo que hemos hecho un gran trabajo este año. Esto no quiere decir que algunos rubros delictivos no han aumentado, sino que la policía ha hecho un trabajo muy fuerte y hay que seguirlo haciendo. Pero uno de los aspectos que hay que afinar es que al momento de atacar a las pandillas lo hagamos con una política que nos hemos trazado y es el hecho de apostarle más a la cantidad que a la calidad.
Es decir, procurar la detención de los que dirigen y encabezan las estructuras criminales, a tratar de desarticular la línea de dirección de las pandillas. Pero esa es la línea policial e investigativa, pero también estamos consientes que eso no es suficiente; es decir, lo que la policía haga no es lo que va a solventar el problema delictivo de nuestro país, sino que nosotros tenemos un importante aporte que dar, pero también hay otras acciones que son determinantes y una es la desmovilización de los factores que generan que las personas o individuos decidan cometer un hecho delictivo.

¿A qué factores se refiere?

Atacar la marginación social, fortalecer la generación de empleo, una agresiva acción educativa, generar espacios de recreación, de deporte; así como fortalecer acciones que permitan que la emigración hacia el extranjero sea menor.
Acciones que están de cara a desmovilizar la intención de las personas a cometer hechos delictivos. La acción de la policía es clara y es atacar a quien cometa el delito.
En el país circulan casi 130 mil armas de fuego de forma ilegal. Tomando en cuenta que la mayoría de los homicidios son cometidos con armas de fuego ¿usted cree que deberían prohibirse estas para la población y que solo sean usadas por la PNC y el Ejército?

Ese es un ideal que comparto. Idealmente la policía y el Ejército son las únicas instituciones que deberían de portar armas de fuego. Legalmente no sé si eso es algo que pueda concretarse en el corto plazo de nuestro país. La portación de armas es un factor importante para el cometimiento del delito. Deberían de existir medidas mucho más drásticas para la importación de armas, deberían de haber medidas más drásticas o más fuertes para la tenencia y la portación; debería restringirse de una forma más severa la portación de armas y debería haber muchos castigos, pero mucho más fuertes para aquellas personas que portan ilegalmente un arma de fuego.
¿Cuál es el común denominador de cometimientos de homicidio?

Es difícil hablar de común denominador, pero creo que sería ver cómo en nuestro país la gente concibe la solución de las diferencias y cómo en nuestro país la gente tiene tanto desprecio por la vida, es decir las razones que pueden llevar a un individuo a matar a otro pueden ser tan banales como querer robarle un par de dólares o disputarse un parqueo en un lugar. Entonces es eso al final, cómo nosotros concebimos la vida, qué aprecio le damos a la vida y qué niveles de intolerancia social hay.
¿Desde ese punto de vista no está en manos de la policía que no hayan asesinatos?

No, definitivamente, pero eso ha sido así siempre y no solo ha sido en este país. La responsabilidad de la policía es ser cada vez más efectivos en los casos de investigación de los hechos delictivos que se cometen. Nuestro reto está marcado en poder identificar y demostrar que una persona ha participado en un hecho delictivo y medidas de prevención, pero que tienen que ver con prevención policial, es decir presencia en los territorios, patrullaje, acción comunitaria.
En la prevención social del delito, la policía es un ente que aporta pero no determina; es decir la policía no es el factor determinante para que alguien decida o no cometer un hecho delictivo.
¿Con esta nueva unidad antipandillas cree que se logre reducir la criminalidad?

Cualquier acción que la policía realice en función de impactar el cometimiento de hechos delictivos es importante y hay que ir generando y fortaleciendo las iniciativas que nos lleven a ello y esta es una, obviamente que sí.
¿Cuáles son sus expectativas para el próximo año de cuánto se puede reducir la criminalidad en el país?

No es posible para mí hablar de cifras, pero es un reto muy importante que el otro año podamos tener cifras de disminución. Esa es una esperanza y un reto que todos debemos plantearnos y por cierto no solo la policía y ahí viene uno de los factores: el que la gente crea que sólo por la acción policial habrá una disminución del delito. Los factores generadores del delito son amplios, la policía tiene que dar un aporte de esto, pero nos quedaríamos cortos si pensáramos que solo la policía puede atenderlo.
¿En ese sentido, no respalda usted la reducción del 30% en homicidios del que habla el Ministro de Seguridad (David Munguía Payés)?

No, yo no estoy diciendo que no lo respaldo. Nosotros respaldamos todas las iniciativas propuestas y metas que el señor ministro se plantee y en ese sentido tenemos que trabajar muy duro para alcanzar esas iniciativas y esas metas.

Diario digital de noticias de El Salvador

Posted in: Uncategorized