LPG-Reinventar la educación…

Posted on 2011/12/28

0


 

Escrito por Óscar Picardo Joao
Miércoles, 28 diciembre 2011 00:00

opicardo@iseade.edu.sv

No podemos quedarnos con los brazos cruzados, esperando que la historia, por sí sola, mejore los sistemas e indicadores educativos; sea a través de reformas o transformaciones hay que empujar o jalonar los cambios educativos y pedagógicos para formar mejores ciudadanos. Constantemente debatimos sobre calidad, presupuesto, políticas, etcétera, pero la realidad en el aula no cambia… ¿Qué factores nos están obstaculizando el camino para mejorar los sistemas educativos? Pues, al menos cinco aspectos deben analizarse: 1.- Condición docente. 2.- Modelo educativo y currículum. 3.- Ambiente y equipamiento. 4.- Tecnologías y conectividad. 5.- Liderazgo e inspiración.

1.- Los docentes son los principales actores y responsables del quehacer educativo; más allá de las limitadas y complejas condiciones socio-económicas de la familia contemporánea, el docente si posee verdadera vocación debe formar al ciudadano de manera integral. Los docentes son el techo de la calidad de un sistema educativo, y la única manera de mejorar un sistema educativo es a través de los docentes. Sea como sea, las autoridades educativas deben garantizar la adecuada dignificación docente con procesos de evaluación objetivos, capacitación, actualización y estímulos.

2.- No se puede hacer educación al garete, sin un rumbo; debemos tener un modelo claro, conocido, comprendido y aplicado por los docentes; y ese modelo debe partir de una definición psico-pedagógica, antropológica, filosófica que incida en el currículum, y desde él, en el ciudadano que se pretenda formar. No podemos seguir formando niños y jóvenes con una pluralidad de “métodos” y con base en libros de texto, pizarra y dictado; un alto porcentaje de docentes se autodefine como “constructivista” pero enseña como “conductista”; nuestro sistema es fractal, no está articulado curricularmente entre grados, niveles, ni siquiera entre subsistemas público y privado. Muestra de ello son los resultados globales de pruebas estandarizadas nacionales en todos los niveles en donde se han aplicado.

3.- Los ambientes de aprendizaje son inadecuados, en no pocos casos, sucios, desordenados y hacinados; el equipamiento didáctico es limitado o carente, y nos referimos básicamente a laboratorios de ciencias, bibliotecas, materiales de educación artística y espacios deportivos y recreativos; hay muchas escuelas cuyo diseño arquitectónico se limita a un conjunto amorfo de aulas; y no debemos olvidar que el ambiente pedagógico es esencial, el espacio educa.

4.- Hacer educación hoy, al margen de las tecnologías y de internet, es simplemente reforzar, replicar y profundizar los esquemas de exclusión social; un sistema educativo no puede ir a la saga de las más simples herramientas de computación y conectividad que están presente en todos los ámbitos productivos, industriales, comerciales, privados y públicos de la sociedad. Mientras las escuelas no posean computadoras e internet estarán formando ciudadanos exclusivamente para la era agrícola e industrial, mientras el mundo real está ya en la era de la información y el conocimiento.

5.- Toda escuela, como organización, necesita un líder que inspire, que organice, que evalúe, que exija, que pueda ejercer la dirección del centro educativo con eficiencia; que posea conocimientos educativos, pero también de recursos humanos, administración y finanzas; que tenga la capacidad de gestionar y canalizar los recursos necesarios para cumplir los fines, objetivos, misión y visión de su centro educativo.

Cada escuela podrá mirarse al espejo del baremo ideal planteado en esta reflexión y examinarse con seriedad, para sacar sus conclusiones bajo las preguntas: ¿nuestro proyecto educativo responde, es lo que espera la sociedad?, ¿cumplimos con nuestro rol docente bajo estándares de calidad?, ¿tenemos claridad de nuestro quehacer curricular y formamos desde un modelo educativo coherente?, ¿cuál modelo?, ¿nuestro ambiente es apropiado para enseñar?, ¿nuestro equipamiento es adecuado?, ¿contamos con las herramientas tecnológicas y conectividad?, ¿inspira nuestro director?

Reinventar la educación…

Posted in: Uncategorized