Contra Punto-Bagatelas parlamentarias y soberanas prepotencias – Noticias de El Salvador – ContraPunto – Noticias de El Salvador – ContraPunto

Posted on 2011/12/28

0


 

Carlos Velis

LOS ÁNGELES – Desde mis inicios como columnista de este medio, he tratado de evitar comentar sobre cotidianeidades políticas, en especial si han despertado el ímpetu morboso de la burla, al que es muy proclive la salvadoreñidad. Tal es el caso del ridículo que hizo el vice presidente de la Asamblea Legislativa, Ciro Cruz Zepeda, hace ya algunos días, cuando dirigió la sesión plenaria, en evidente estado de embriaguez. Es un caso que no valdría la pena comentar, de no ser que reúne un par de características interesantes de analizar.

En primer lugar, voy a hacer de abogado del diablo, ya que la explicación que el presidente de la Asamblea, Sigfrido Reyes, ofreció en nombre del primero, es totalmente coherente y, por lo tanto, le concedo el beneficio de la duda. Personalmente he sido testigo de lamentables experiencias en personas que han tomado un antialérgico y, despreocupadamente, beben una copa o una cerveza para el almuerzo, lo habitual, y la mezcla les produce una borrachera, que ni recuerdan lo que han hecho, al día siguiente.

Pero bueno, fuera lo que fuera, el caso es que el diputado vicepresidente hizo el ridículo en el primer Poder del Estado. La solemnidad del recinto exigía una inmediata explicación de Ciro Zepeda, ante la faz de la Nación, pero de él mismo, no a través de intermediarios. Debió ser lo suficientemente responsable ante sus electores y la ciudadanía en general, para tener la decencia de pedir una disculpa. Sin embargo, lejos de eso, se refugia en la prepotencia endémica del político tradicional salvadoreño, dando declaraciones, refugiado en las espaldas de Sigfrido Reyes, -que se esperaba más responsabilidad y madurez de su parte-, diciendo cosas como "que me lo comprueben", como si no lo hubiéramos visto en un video hacer el papelón del año.

En segundo lugar, sus compañeros diputados no hicieron nada por evitarle el ridículo. Entiendo que los de los partidos contrarios, iban a hacer leña del árbol caído, pero sus correligionarios, ¿dónde estaban? Qué falta de compañerismo, rayando en la traición.

En síntesis, lo que ocurrió es una bagatela, un error de poca monta; está dentro de lo que puede ocurrir por muchas circunstancias, no muy a menudo, afortunadamente, pero tampoco es increíble la explicación ofrecida por encargo. El problema estriba en que Ciro Zepeda irrespetó la asamblea Legislativa, un recinto que debería de ser considerado sagrado por el hecho de que allí se rigen los destinos de toda una nación y dos millones de salvadoreños diseminados por el mundo, al ser incapaz de tener la decencia de ofrecer una disculpa de frente, como lo hacen las personas dignas.

Qué lamentable destino político el nuestro.

Bagatelas parlamentarias y soberanas prepotencias – Noticias de El Salvador – ContraPunto – Noticias de El Salvador – ContraPunto

Posted in: Uncategorized